Empresas

¿Deberíamos poder despedir a los funcionarios?

Hay algunas voces, sobre todo en el campo empresarial, que sostienen que los
nuevos funcionarios al servicio del Estado deberían tener una relación
puramente laboral, como el resto de mortales. De tal forma que si vienen mal
dadas o el dinero escasea o no son productivos se les puedan poner de
patitas en la calle. ¿Es la seguridad de por vida en el trabajo un requisito
fundamental para que el funcionario desempeñe bien su función?