Empresas

Mejora la sintonía de la COPE

Cuando Fernando Giménez Barriocanal se puso al frente de la COPE, la situación no podía ser peor. Crisis económica, de los medios y de la propia COPE. En marzo del año pasado, la cadena registró la menor audiencia de su historia: 1,2 millones de oyentes.

Como consecuencia, las cosas empezaron a andar mal en el terreno económico, y Giménez Barriocanal tuvo que ofrecer a sus empleados dos dolorosas opciones para recortar gastos: una reducción del 18% de la jornada laboral y del sueldo o una reducción del sueldo del 15%. “Siempre dijimos que sería temporal. Nunca hablamos de despedir a nadie”, explica Giménez. Con ese recorte de gastos, se hizo una inversión para poner en marcha el nuevo proyecto conocido por todos, con Ernesto Sáenz de Buruaga por las mañanas y Tiempo de Juego, en los deportes, como principales estandartes. Y la apuesta no ha podido salir mejor en el terreno económico: “Los costes de la inversión están razonablemente cubiertos. Ahora hay que conseguir volver a la rentabilidad. Tan pronto la alcancemos, y podría ser en los primeros meses del año, retiraremos el ERE. No lo dilataremos ni un día”, señala.

Pocos grupos de comunicación, salvo la COPE, pueden presumir de haber ganado dinero durante tanto tiempo consecutivo -ganaba dinero desde 1992-. Pero, aunque sigue sin deuda, en 2009, perdió, y 2010 lo cerrará perdiendo algo. “Nuestro objetivo era reducir un 50% las pérdidas y que este cuatrimestre fuera positivo, y vamos bien encaminados. Los ingresos  publicitarios en el ámbito deportivo se han multiplicado por bastante. Los anunciantes se fían del equipo de deportes y de nuestra marca”, dice Barriocanal.

Este resucitar de la COPE se está dando en todos los sentidos. En el económico y en la audiencia. La cadena vuelve otra vez a estar en boca de todos, no por las malas noticias, sino por su buena programación.  “Hace ocho meses no existíamos. Ahora me paran y me dicen: ‘Oye, ¡qué bien Buruaga!’ ‘¡Menudo pelotazo con los deportes!’. Lo que se oye en la calle es tremendamente importante”, comenta el directivo de la COPE. Para el nuevo proyecto, Giménez explica por qué tenían clara cada apuesta: “En las mañanas queríamos a alguien que trajera credibilidad, rigor, ritmo y que estuviera identificado con el ideario igual que yo. Ernesto Sáenz de Buruaga era la persona ideal”, dice. En cuanto a los deportes, “hay un colectivo muy importante de gente que valora este tipo de información. Necesitábamos una apuesta fuerte que nos sirviera de banderín de enganche para atraer más oyentes”, explica. ¿Resultado? Tiempo de juego, el programa que dirigen Paco González y Pepe Domingo Castaño dobla los oyentes logrados en la anterior oleada del EGM, con 890.000 oyentes. Esta cifra ha ayudado a la cadena a sumar un total de 1.520.000 oyentes, según el la última encuesta.

La Cope no ha cambiado su ideario, pero ahora tiene otro tono. “No es necesario gritar para ser consecuente. Se pueden dar argumentos, proponer cosas, lanzar mensajes positivos. Pero no insultar ni dar bocinazos”, explica Giménez. Las apuestas que más dudas han levantado son la presencia de Cristina López Schlichting en los fines de semana y César Lumbreras en las tardes.

En cuanto a la primera, Giménez la ve como “una supercomunicadora. Está haciendo un magnífico programa desde la perspectiva de nuestro ideario”. Y en cuanto a Lumbreras, Barriocanal señala que “en la tarde andábamos flojos. Hemos tratado de hacer una propuesta innovadora, un programa que no hace nadie. La tarde está llena de tertulias de cotilleo, pseudopolítica, entrevistillas… Y todos los programas están conducidos por mujeres. Nosotros hemos puesto a un hombre que  lleva veinte años haciendo entretenido un programa del campo los sábados por la mañana. Buscamos un programa ágil, con secciones pequeñas. Es arriesgado. Puede salir o no. Pero yo estoy convencido de que va a salir. Hay que darle tiempo. Igual en dos años nos están imitando”.

Éxito de Cadena Cien, reorientación de Popular TV y adios de Intereconomía

En el Grupo Cope no pueden estar más satisfechos con su radio musical. Cadena Cien tenía menos de 500.000 oyentes hace un año. En el ultimo EGM obtenía 1.789.000 oyentes. “Es un radio que no expulsa, agradable. La pueden ir escuchando los padres con sus hijos porque no se dicen barbaridades. Por ejemplo, el programa de Javi Nieves cuenta las cosas que le pasan a cualquiera. Te pregunta cuándo metiste la pata la última vez… Es gracioso. Ayuda a levantarte con el pie derecho”. Barriocanal también tiene confianza en Rock&Gol: “A mí me gusta el rock. Y creo que una buena canción de Bon Jovi, Bryan Adams o Dire Straits anima. Es una forma de colaborar con la sociedad”. En cuanto a Popular Televisión, Giménez explica que “es un activo estratégico, pero tiene que ser autosostenible. Estamos trabajando en una nueva programación, con gran austeridad, para que sobreviva. Cumple una gran función social, por ejemplo permitiendo que 60.000 ó 70.000 personas vean la Misa todos los días”. En cuanto a Intereconomía, Barriocanal señala que “yo estaría encantado de que se quedara en nuestro accionariado, pero ellos han pedido marcharse”.

Giménez sostiene que, en lo sustancial, la Cope coincide  con Intereconomía, aunque quizá no en la manera de presentar la realidad: “Nosotros estamos dispuestos a hablar con todos los medios con los que podamos coincidir en algo. Por eso en las mañanas tenemos a Pedro J.Ramírez los lunes, al director de La Razón los martes y al de ABC los miércoles. Hemos ofrecido un hueco al director de La Gaceta los jueves. No sé por qué no viene”.

La Cope también está buscando un socio que se haga con el 7% de autocartera de la cadena. Alguien que coincida con el ideario. La operación se cerrará “tan pronto como sea posible”, explica Barriocanal.