Empresas

La varita mágica de Onda Cero

Cuando Planeta entró en el accionariado de Onda Cero en 2003, se hacía evidente que había que darle una vuelta completa a la cadena. “Prácticamente no había ganado dinero nunca. Sólo unos cientos de euros un par de años. Había que tener una estructura de costes más liviana”, explica Ramón Osorio, su director general.

Así que se pactó un ERE en cinco días –eran 950 empleados; ahora son 607-; se cambió la sede de Ortega y Gasset, en el lujoso Barrio de Salamanca de Madrid, por una oficina en San Sebastián de los Reyes; se redujeron los contratos de los colaboradores, y se puso como objetivo que cada emisora fuera rentable: “No lo hemos conseguido en todos los casos. Entre las ciudades grandes, las emisoras más rentables son las de Santander, Pamplona y Valencia”, señala Osorio.

Tras los buenos datos del ultimo EGM, que reflejan un crecimiento en audiencia y la consolidan en segunda posición, el objetivo de la cadena es seguir creciendo también en ingresos publicitarios este año: en concreto, un 3-4%.

Un crecimiento paralelo al descenso de la SER

Parte de los oyentes que el año pasado perdió COPE llegaron a Onda Cero, pero “el aumento paulatino de Carlos Herrera ha sido parecido al descenso progresivo de la SER. Es crecimiento en el tiempo”, sostiene Osorio.

Onda Cero cuenta con 2.323.000 oyentes -15.000 más que en el último EGM-, por 4.247.000 de la SER -441.000 menos que en el último EGM-. Con 1.690.000 oyentes, Carlos Herrera es, sin duda, el mayor activo de Onda Cero -es segundo en audiencia en las mañanas, por detrás de Hoy por hoy, de la SER-. Su franja es la más importante desde el punto de vista de los ingresos –como suele ocurrir en todas las radios. Pero a Onda Cero aún le queda un amplio trecho para alcanzar a la SER: “Tenemos menos de la mitad de postes que ellos –que son los que marcan la cobertura de cada cadena-. Por eso tenemos esperanzas en los concursos de las comunidades autónomas para crecer en el número de oyentes”, señala Osorio.

La buena marcha de Herrera no es lo único que satisface al director general. También está contento con La Brújula, el programa de Carlos Alsina que se emite a diario entre las 20.00 y las 24.00: “Es muy rentable”, indica. Alsina es segundo en las noches, por debajo del programa de Angels Barceló en la SER y por delante de La Linterna, de Juan Pablo Colmenarejo, en la COPE.

Objetivo: mejorar los deportes y las noches de lunes a viernes

Los fichajes de los ex futbolistas Stoichkov y Schuster son dos de las armas de Onda Cero para intentar subir en deportes. Y en  cuanto a las noches de lunes a viernes, la cadena hará lo posible por superar la marcha de algunos de sus colaboradores.

El programa que Isabel Gemio tiene los sábados, Te doy mi palabra, ha subido en el último EGM: “Sigue teniendo recorrido. A ella le pedimos especialmente entrevistas. Hay algunas que sólo ella puede conseguir. Por ejemplo, la que le hizo a Julio Iglesias en septiembre”.

Por lo que se refiere a la radio musical, Osorio está satisfecho con el fichaje de Javier Cárdenas por Europa FM. Europa FM es la cuarta cadena musical más oída, por detrás, en este orden, de Cadena Cien, Cadena Dial y los 40 Principales. Pero el programa de Javier Cárdenas, Levántate y Cárdenas, ha llevado a la cadena a su récord histórico en las mañanas (594.000 oyentes). Ha sido el programa de radiofórmula que más ha crecido en esta franja. Aún así, Osorio admite que es muy difícil alcanzar a los 40 Principales: “Prácticamente todas las radiofórmulas hacen lo mismo, pero ellos tienen el valor de su marca”.