Economía

¿Que en España no se innova? En Europa no piensan así

Se llaman David Herrero, Emmanuel García, Rubén Dugo y Pablo Gutiérrez. Estudian en la Universidad de Valencia, Málaga, Granada y Valladolid, respectivamente. Y con ellos no funciona el famoso “que invente ellos” del maestro Unamuno. Porque aunque cientos de kilómetros les separan, tienen en común que sus proyectos se han clasificado para la final de uno de los premios más prestigiosos en innovación: el Innovact Campus Awards de la Comisión Europea. Un camino nada fácil ya que al evento se presentaron más de 170 proyectos innovadores de 27 países europeos.

Un sistema híbrido renovable de climatización para todo tipo de edificios basado en la geotermia y tecnología foto térmica aplicada a máquinas de adsorción es la propuesta de David Herrero. “Es completamente limpio ya que no emite ninguna emisión de CO2 y ofrece una solución alternativa a los combustibles fósiles tanto para calefacción como para refrigeración en cualquier localidad, independientemente de su clima”, asegura el joven innovador. Además, se puede aplicar en todo tipo de edificios ya sean oficinas, hospitales, viviendas, centros comerciales… “Permite un ahorro de energía eléctrica de hasta el 40%”, señala Herrero.

Rubén Dugo, por su parte, encabeza un equipo que ha creado la aplicación GeoRemindMe que permite vincular alertas a sitios geográficamente en los que tienen alguna tarea pendiente de hacer. “De esta manera, con cualquier dispositivo móvil, por ejemplo tu teléfono, te podemos avisar cuando estás cerca para poder hacerla”, explica Rubén Dugo. Se trata de una herramienta muy útil para diversos colectivos, entre ellos, los enfermos de Alzheimer.

Vinculado con las nuevas tecnologías también es el proyecto de Pablo Gutiérrez. En su caso, más orientado al campo de la salud mental. Se trata del acceso móvil con un sistema de web para la gestión de historiales clínicos electrónicos de pacientes con problemas mentales. “Los sistemas actuales son muy generales y no pueden adaptarse a pacientes que necesitan un seguimiento continuo”, comenta Pablo Gutiérrez. Dirigido a clínicas y hospitales, el sistema da prioridad a la seguridad de la información para garantizar la privacidad y confidencialidad de los datos que se manejan. “Todo el sistema se implementa en el uso de tecnologías de código abierto y software libre”, matiza. Por último, Emmanuel García ha presentado la mejora del grifo electrónico, sin necesidad de una alimentación externa como la red eléctrica, ni preinstalaciones para la toma.

Cuatro ideas, cuatro proyectos, que tendrán que competir con una parada de autobús energética autónoma, una prótesis de mano destinada a niños para usar en sesiones de reeducación, o un diagnóstico urinario para la detección precoz del cáncer. ¿La solución? El 29 de marzo. Suerte.