Economía

Sin contactos no encontrarás empleo

No malgaste su tiempo. Para asegurar su trabajo no hace falta estudiar en una buena universidad, obtener un prestigioso master o dominar varios idiomas. La clave está en tener buenos contactos y mucha suerte. Así al menos lo estiman los participantes en una encuesta elaborada por Randstad, la empresa especializada en recursos humanos, entre 1.160 personas por toda la geografía española.

Según sus conclusiones, un 48% de los españoles, es decir, casi la mitad, piensa que contar con una buena red de contactos es lo más importante a la hora de encontrar un empleo, por encima de otros factores directamente relacionados con el trabajo, como su experiencia, nivel educativo o cualidades para el puesto.

Según Randstad, esta percepción podría explicarse en base a las dificultades a la hora de acceder a un empleo, ya que las empresas ahora no sólo buscan a los profesionales más cualificados y preparados, sino que también buscan referencias de otras fuentes que puedan acreditar su bagaje profesional. “De hecho, la importancia que los candidatos dan a su red de contactos ha aumentado diez puntos desde 2009, cuando Randstad realizó este mismo sondeo”, explican.

Los jóvenes son quienes tienen más dificultades a la hora de conseguir un empleo. Por eso son ellos quienes aluden en mayor medida a factores externos para justificar la dificultad en el acceso a un trabajo. Pueden aportar menos experiencia en comparación con otros candidatos, de ahí que confíen más en el apoyo de otras personas para insertarse en el mercado laboral. Este dato se ve reforzado con los datos del Observatorio de la Juventud en España. Según esta entidad, tan sólo un 41% de los jóvenes consiguió un empleo a través de las redes formales.

Pero quizá el dato más llamativo, según Randstad, es que en la percepción de hasta un 22% de los encuestados la suerte es uno de los valores que más influyen a la hora de conseguir un empleo, convirtiéndose en la segunda opción para la mayoría de ellos.

Tras estos datos se encuentran el talento y la formación. Los españoles aseguran, a través de este sondeo elaborado por Randstad, que estas dos cualidades son las que, en su opinión, menor impacto tienen en las empresas de cara a la selección de personal. Sólo un 15% de los encuestados cree que el talento es importante para encontrar trabajo, y la misma proporción estima que la formación es un elemento clave para la selección definitiva de personal.

Afortunadamente, para los que sí han apostado por la formación, la percepción de los encuestados no es verdadera. Informe tras informe se demuestra que la buena preparación facilita una estable vida laboral y una remuneración acorde a las cualidades. En este informe se puede ver un artículo que lo avala.