Economía

SOS, salvemos a la vaca tudanca…

¿Sabe que la vaca tudanca es una raza autóctona de Cantabria? ¿Y sabe también que está en peligro de extinción? La misma mala suerte corren su hermana limiá, propia de Ourense, la  oveja carranzana –variedad negra–, orihunda de Vizcaya, o la lenteja pardina de Tierra de Campos. Podríamos seguir.

Sorprende saber que España pierde anualmente un 5% de su biodiversidad productiva. Y sorprende también que el 50% de los españoles no sabemos nombrar a ninguna especie, vegetal o animal, en vías de extinción en nuestro país, según un estudio de TNS Demoscopia.

¿Qué hacer ahora? ¿Manifestarse? ¿Apadrinar a uno de estos animales? Frío frío, algo más sencillo que todo eso. Ayudar a frenar la pérdida de esta riqueza natural está en sus manos y en las mías. ¿Cómo?, pensarán. Muy simple: consumiendo productos locales. Si la misión le parece algo titánica, no se preocupe. La Fundación Félix Rodríguez de la Fuente (FFRF) se lo va a poner un poco más fácil: acaba de presentar la iniciativa ConSuma Naturalidad con el objetivo de aportar herramientas e informar a los consumidores, productores, transformadores, distribuidores, restauradores, administraciones públicas y otros agentes sociales para que sus elecciones de consumo sean más responsables. Para ello, la Fundación ha elaborado una marca de garantía que identificará los productos agrarios –ganaderos o vegetales–  de origen autóctono y local, que tendrán una mayor o menor valoración en función de una serie de características como, por ejemplo, que sean de producción ecológica. Los productos ConSumaNaturalidad podrán adquirirse en sus lugares de producción, en tiendas especializadas en productos locales y en restaurantes que utilicen éstos como ingredientes de su cocina.

Aunque esta iniciativa tiene vocación nacional –el proyecto tiene una duración de tres años–, empezará su andadura en las  22 provincias españolas incluidas en la Red Natura 2000 y de la Red Espacios Naturales Protegidos: Lugo, Orense, Asturias, Cantabria, León, Palencia, Burgos, Salamanca, Ávila, Segovia, Zamora, Madrid, Cuenca, Toledo, Guadalajara, Ciudad Real, Cáceres, Badajoz, Huelva, Sevilla, Córdoba y Jaén.

La Tierra en déficit ecológico

Y ya que hablamos de comer, ahí va otro dato: en nueve meses los humanos nos hemos comido el presupuesto natural de todo el año. O dicho de otra forma: la Tierra ha entrado en déficit ecológico, según la Red de la Huella Ecológica Global (Global Footprint Network). ¡Y los mercados bursátiles sin inmutarse!

Según esta organización británica, la demanda de recursos naturales es superior a la capacidad que tiene el planeta en producir esos recursos y en reciclar los residuos generados. Estos expertos predicen que, sólo en 2011, los humanos consumiremos todo los recursos que la Tierra es capaz de generar en el año más un 35% de los que producirá en 2012.  Y así es imposible que las cuentas cuadren. Da que pensar, ¿no?