Economía

Y usted, ¿vive en una ciudad 'inteligente' o 'tonta'?

Quizás al leer el titular le haya llamado la atención el hecho de que haya ciudades inteligentes o tontas. ¿Y cómo se puede saber si una ciudad tiene una característica u otra?, se preguntará. Según la definición de IDC España, las ciudades inteligentes son una unidad finita de una entidad local (distrito, ciudad o, eventualmente, región o pequeño país) que realiza un esfuerzo consciente de utilizar las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para transformar su “modus operandi” en las áreas de generación, entrega y utilización de la energía, medio ambiente, gobierno, movilidad y edificación.

Y según un estudio de la citada firma, realizado sobre 44 ciudades españolas de más de 150.000 habitantes, quienes sacan mejores notas en esta materia son Málaga, Barcelona, Santander, Madrid y San Sebastián. ¿Los motivos? La capital de la Costa del Sol ha sido pionera en el desarrollo de un proyecto de ciudad eco eficiente, basado en la integración óptima de fuentes de energía renovable en la red eléctrica. El objetivo del mismo es conseguir un ahorro del 20% en energía en la zona seleccionada, la Playa de la Misericordia, con un total de 12.000 hogares.

A continuación, la Ciudad Condal, que destaca por su adopción de las TIC y las soluciones de movilidad en el transporte urbano, con el desarrollo del proyecto LIVE (Logística per a la Implementació del Vehicle Elèctric, http://w41.bcn.cat/) como referencia. 

En tercera posición Santander, gracias a sus significativos avances en las áreas de edificación, energía y medio ambiente. Mediante el proyecto SmartSantander (http://www.smartsantander.eu/) la ciudad se posiciona como una muestra realista para la experimentación y evaluación del Internet del futuro. Para ello, se han desplegado 20.000 sensores orientados  al control medioambiental y de tráfico, la eficiencia en el transporte público y la gestión de los residuos urbanos.

La cuarta del ranking es Madrid, que sobresale por su economía y base TIC. Las actuaciones “inteligentes” llevadas a cabo se centran en el Centro Integrado de Servicios de Emergencia (CISEM), que moderniza y coordina todos los servicios de emergencia. De esta forma, SAMUR, bomberos y policías municipales se integran en un mismo centro de control, mejorando así su tiempo de respuesta. Éste ha disminuido en los últimos años un 25% y se sitúa de media por debajo de los 8 minutos para Policía y bomberos y 7 para el SAMUR. En cuanto a la movilidad urbana, destacan los sistemas de información en tiempo real de la Empresa Municipal de Transportes, el proyecto MOVELE para la implantación del vehículo eléctrico y el programa Car Sharing (vehículo multiusuario).

Por último, San Sebastián, por su especial énfasis en los servicios y la movilidad. El proyecto Estrategia 2020 Donostia-San Sebastián (http://donostiafuture.com/cas/portada.php) se basa en cuatro ejes estratégicos principales: Diseño en DSS; Personas y valores; Ciudad conectada; Vivir, disfrutar.

Tras ellas, otras diez ciudades aspiran a ocupar lugares de podio en el futuro. Por orden alfabético son: A Coruña, Bilbao, Burgos, Elche, Hospitalet de Llobregat, Pamplona, Santa Cruz de Tenerife, Terrassa, Vitoria y Zaragoza.

“Pese a los esfuerzos realizados por los distintos ayuntamientos y las políticas europeas, España debe todavía recoger los beneficios del importante desarrollo del concepto de ciudad inteligente. Esto es debido a que el marco de trabajo de una ciudad inteligente no es exclusivo de los organismos públicos, sino que requiere de la participación de entidades privadas y de cierta madurez social”, Rafael Achaerandio, director de Análisis de IDC Iberia.