Mercados

Telefónica entona el ‘mea culpa’ y hace borrón y cuenta nueva

Dicen que rectificar es de sabios. “La compañía, como todas, ha hecho cosas mal”, afirmó Luis Miguel Gilpérez, nuevo responsable del Negocio de Telefónica España en rueda de prensa. Y añadió: “Hay que reaccionar y corregir las cosas que se han hecho mal”. Dicho y hecho. A partir del próximo 10 de noviembre, borrón y cuenta nueva.

Desde entonces, los usuarios de contrato móvil dispondrán de unas nuevas tarifas, que la compañía ha englobado en dos grupos: “Hablar”, y “Hablar y Navegar”. ¿La principal novedad? Mensajes SMS gratis ilimitados con sus tarifas planas en territorio nacional. Una salvedad: la oferta no incluye los llamados SMS Premium, que tienen unas tarifas específicas. Una decisión que se debe a un “culpable”: el avance del uso de la mensajería por Internet con aplicaciones como Blackberry Messenger o Whatsapp.

¿Más novedades? El consumo mínimo de los contratos se rebaja de nueve a seis euros (un 33% menos). Y también existen paquetes, que en la categoría de “Hablar”, incluyen varios tipos: 150 minutos/mes por 15 euros, 300 minutos/mes por 25 euros, o 500 minutos por 35 euros. ¿Y qué ocurre si se exceden dichos umbrales? Esos minutos de más se cobrarán a 18 céntimos/minuto con un establecimiento de llamada de 15 céntimos. En el caso de “Hablar y Navegar”, está la posibilidad de acceder a Internet con tarifas planas de 15 euros y 25 euros, que incluirán 500 Mb y 2 Gb de tráfico, respectivamente. “La nueva estrategia comercial, centrada en el cliente, se basará en principios como la libertad de elección, la transparencia, la personalización y la flexibilidad para que el usuario pueda cambiar sus tarifas cómo y cuándo quiera”, precisó Gilpérez. Preguntado sobre la continuidad de los llamados contratos de permanencia, que mantienen al cliente durante un determinado periodo, indicó que “contemplamos el hecho de reducir, minimizar o eliminar este tipo de ataduras”, a la par que “queremos hacer una estrategia ligada al cliente, no al terminal”. Un primer paso para conseguirlo será la eliminación de su gama de terminales en una tercera parte. La compañía también trabaja en la elaboración de una factura más clara, “y es posible que más adelante aunemos la factura de fijo y móvil”, indicó el responsable del Negocio de Telefónica España.