Economía

Facebook vale 100.000 millones en bolsa. ¿La nueva burbuja del siglo?

Probablemente, cuando hace unos ocho años Mark Zuckerberg andaba pergeñando una intrarred social para conectar a sus amigos de la Universidad de Harvard, no podía soñar ni por asomo que un día su empresa, la red social Facebook, valdría 100.000 millones de dólares, una cantidad que eclipsa el valor en bolsa de multitud de empresas norteamericanas y casi todas las españolas del Ibex 35. Pero la realidad es la que es y a pocos meses de su salida a bolsa, las valoraciones oscilan entre los 75.000 y los 100.000 millones de dólares. ¿Realmente vale Facebook este potosí? ¿No debutará en bolsa y luego sufrirá un monumental descalabro? (LinkedIn debutó con mucha fanfarria y luego se ha desplomado en el parqué) ¿No será Facebook la gran burbuja de Internet? Mirando los libros que ha presentado la red social, su volumen de ingresos en 2011 fue de 3.700 millones de dólares. Una cantidad superior al ejercicio anterior -escala otro 88%- pero que pierde fuerza respecto al ritmo de crecimiento de otros años. Google, que vale casi el doble en bolsa, factura diez veces. Diez veces más.
La respuesta no es fácil a la pregunta de si Facebook es un polvorín ‘social’ que estallará. El crecimiento del número de usuarios sigue siendo espectacular. Ya ha sobrepasado los 800 millones de usuarios y va camino de los mil millones. Es decir, pronto uno de cada siete personas que pueblan este planeta serán sus clientes. Además, sus perspectivas son buenas porque hasta ahora sus mercados fuertes son los occidentales, y tiene todo el mundo en vías de desarrollo para crecer. Mucha cancha. Cuanto más crece, más gente quiere subirse al tren de Facebook, para no quedarse marginado de esta nueva forma de comunicar social, verdaderamente revolucionaria. Los hombres somos animales sociales.
Facebook puede exprimir esta clientela planetaria de muchas formas, para que esos 3.000 millones de ingresos crezcan como la espuma. Primero, sabe muchísimo de nosotros, de lo que nos gusta y de lo que no nos gusta. Y eso tiene un valor y se puede rentabilizar. Por otro lado, es una tremenda plataforma de marketing social. Es un gran centro lúdico-comercial en el que bombardear con ofertas y productos a los internautas. Además, Facebook se está convirtiendo en omnipresente, en una puerta de entrada para Intenet, como lo es ahora Google.

Pero también hay peligros, el camino en adelante tendrá más piedras. Hay más competencia de otras redes sociales. También de las de países en vías de desarrollo. Google se está moviendo para conquistar amigos.Y las nuevas tecnologías facilitan la creación de empresas en este campo, donde las barreras de entrada son escasas. Por otro lado, La empresa de Zuckerberg tiene un plantilla raquítica, de unos 3000 empleados, y dar el salto de la popularidad a un gran multinacional sólida y bien gestionada no es fácil. Por supuesto, la preocupación por la privacidad de los usuarios puede acabar por neutralizar parte de los beneficios que le pueden aportar conocer tanto de nosotros.
Visto lo visto, ¿es o no una burbuja Facebook?