Estilo de vida

El desconocido negocio del flamenco

Camarón, Paco de Lucía, Tomatito, Raimundo Amador, Pata Negra, Enrique Morente… Estos nombres son algunas de las grandes estrellas del flamenco. Quizá los únicos que han trascendido la barrera de los fanáticos del cante para convertirse en conocidos por la mayoría de los públicos. Pero, detrás de estos cantaores populares, hay otros miles de los que solo los entendidos conocen sus capacidades y poder de convocatoria. Casi lo mismo se puede decir de la economía del flamenco. Hasta ahora solo los que lo viven desde dentro el cante jondo podían tener una ligera idea de lo que supone el negocio del flamenco en números.

_MG_2688Para solucionar esta carencia, y poner un poco de luz en esta industria, el Instituto Andaluz del Flamenco promovió una investigación sobre el sector, que ha dado interesantes resultados económicos. Lo primero que hay que decir es que la labor no ha sido sencilla. El sector del flamenco es cualquier cosa menos una industria. De hecho, y según las conclusiones a las que llegaron los autores del El libro Blanco del Flamenco, el cante es un mundo muy opaco. Más bien se podría decir que se trata de un grupo de gente que sabe moverse por el ambiente a través del amiguismo. No hay nada estructurado hasta el punto de que las empresas de representación de artistas están comandadas por managers sin formación empresarial o comercial, que desconocen los mercados y las estrategias de comunicación.

Camaron-Soy_GitanoLa falta de profesionalización origina, entre otras cosas, que las nuevas tecnologías y las redes sociales no tengan ninguna importancia en esta no-industria. A pesar de ello, nos encontramos con un sector que esconde interesantes cifras. Empezando por la venta de discos, el flamenco genera al año unos 8 millones de euros, solo en Andalucía. En cuanto al resto de España, el estudio del Instituto Andaluz del Flamenco estima que alcanza los 20 millones de euros. Aunque no es un dato del todo oficial, los expertos del sector aseguran que el disco de flamenco más vendido de la historia fue Soy Gitano, de Camarón de La Isla. Obviamente, y teniendo en cuenta el oscurantismo del mundo flamenco, no hay datos sobre las descargas legales o ilegales a través de Internet.

Además de los Cds, están los conciertos. Según el informe, el año pasado se celebraron 6.5013 en Andalucía y 13.016 en el conjunto de España. A estos actos flamencos asistieron 587.737 personas en Andalucía y 1,582853 en el resto del país. Todo ello originó 1,5 millones de euros y cuatro millones de euros, respectivamente. A estos números habría que sumar los dos grandes macrofestivales que se celebran cada año en España, la Bienal de Sevilla y el Festival de Jerez. El primero generó una facturación de 3,8 millones de euros, y el segundo 1,3 millones.

150283_2920Estos serían los números directos generados por el cante flamenco. Como se pueden ver son cifras modestas. Las más importantes vienen de los ingresos indirectos que provienen del sector. Un buen ejemplo es el negocio de la moda relacionada con el flamenco, que se estima que alcanza un valor de 7,5 millones de euros en Andalucía y 25 millones en el total de España. En este apartado también es importante mencionar los ingresos relacionados con la artesanía flamenca. Un millón de euros en Andalucía y 10 en España.

Por último, y no por ello menos importante sino todo lo contrario, encontramos los ingresos generados por el turismo cuyo objetivo principal es el flamenco. Según el estudio, más de 700.000 personas acuden cada año a España atraídas por las excelencias del cante jondo generando una facturación de 550 millones de euros. La estancia media de estos visitantes es de 13 días al año y su gasto medio diario de 55 euros.

En definitiva, estamos hablando de un sector minoritario pero que mueve más de 600 millones de euros, y que recientemente ha sido considerado Patrimonio de la Humanidad. Una verdadera mina de oro, que necesita de una industria profesional que sea capaz de generar más ingresos y más empleo en las maltrechas arcas de la cultura española. El tiempo dirá si el flamenco consigue ser una pata importante y reconocida de nuestra industria. Mientras tanto, no está de más disfrutar con este vídeo de Camarón de la Isla, la gran leyenda del flamenco.