Economía

Emprendedoras empresarias

No niego que los comienzos sean duros, pero el que quiere puede”. María Luisa Banzo, una de las premiadas de este año que capitanea una Pyme con éxito, su restaurante La cocina de María Luisa, no tiene más recetas para aguantar mejor la carrera de fondo que supone empezar un proyecto empresarial que el trabajo. Pero pide que el esfuerzo no sea solo de quién emprende: “Cualquier red de apoyo que ayude a empresarios, empresarias, emprendedoras… es básica”.

 Es un lastre que muchos proyectos se ahoguen en trámites y fórmulas antes de empezar, porque tener unicamente la idea de negocio clara no basta. Saber a qué ventanilla hay que acudir, qué fórmula jurídica es mejor adoptar para la empresa que nace, o que le faciliten la entrada en el tejido empresarial es parte de la tarea que realizan instituciones como la Asociación Española de Mujeres Empresarias de Madrid (ASEME), que otorga los premios Empresaria del Año. Para la Empresaria del Año Matilde Pelegrí, directora general al frente del Grupo SENDA, “las redes de apoyo que establecen estas asociaciones son imprescindibles, sobre todo en cuanto a información y formación. Por ejemplo los empresarios más mayores que tuvieron éxito, esas redes les permiten mantenerse al día y seguir creciendo”.

 mujeremprendedoraEvitan que te metas en tu oficio y te olvides del resto, te enseñan lo que se está haciendo fuera, que hay cursos, que tienes que actualizar el negocio. Y eso es fundamental porque las pequeñas empresas somos quienes sostenemos el país ahora mismo”, añade María Luisa Banzo. Una idea parecida aporta Matilde Pelegrí porque pese a que emprender parece ser la fórmula de moda, ella reivindica “junto a la palabra emprendedor, la figura del empresario como generador de empleo y el papel de las Pymes en la salida de la crisis, y por supuesto el papel de la mujer”.

 “Cuando comencé a trabajar en el mundo de Internet todo se asociaba con lo masculino”, explica Koro Castellano, Directiva del Año y responsable de adquisición de contenidos de Kindle España, “estas instituciones hacen que esa brecha se vaya cerrando poco a poco, que la mujer se equipare al hombre en la igualdad de oportunidades”. En Madrid el 31% de las empresas están dirigidas por mujeres, una cifra que crece cada año y que les aporta cada vez más relevancia y presencia pública. “Tenemos que dejar de ser tan poco generosas con nuestra imagen y poner en valor algo que hemos hecho toda la vida, trabajar.” Asegura rotunda María Luisa Banzo.

 Y entre agradecimientos por los premios entregados el pasado 24 de mayo ¿Qué hay del futuro? Alejandra Yagüe, Emprendedora del Año al frente de la firma de joyería Alexandra Plata, da pistas: “al que quiera empezar, hombre o mujer da igual, que cuente con toda la ayuda que le puedan ofrecer, que el trabajo de estas instituciones es eficaz. Y que tenga claro que emprender fuera es fundamental.” La más rotunda, María Luisa Banzo que llama al esfuerzo de todos: “Hombres, mujeres, todos juntos empujando o el país se nos cae encima”.