Mercados

España paga bien a sus ejecutivos… pese a la crisis

El titular no podía ser más llamativo: “Los consejeros delegados en Italia y España siguen disfrutando de altos salarios, a pesar de los niveles desorbitados de desempleo”. Uno podría pensar que semejante noticia tiene que venir de alguna organización sindical o similar. Negativo. La fuente es el último informe realizado por la Federación Europea de Empresas (FedEE) sobre la remuneración en Europa: Pay in Europe 2013 Según este estudio, que compara la retribución media en 32 posiciones profesionales en 47 diferentes países, Dinamarca continúa siendo el país que mejor retribuye  a los puestos intermedidos, mientras que Italia y España son los que tienen CEOs mejor remunerados “a pesar de que sus economías están en apuros”.

Así, la hora de un primer espada en Dinamarca ronda, de media, las 2.790 coronas (unos 374 euros); mientras que en España, ésta es de 398 euros. A la inversa, el salario medio de un español en 2010 —último dato disponible en Eurostat— era 2,4 veces menor al de un danés (58.840 euros brutos anuales). Aunque ni las magnitudes ni la metodología son comprables —FedEE advierte de que el suyo es un estudio de benchmarking con pretensiones solo de guía base y que los datos no incluyen bonus ni elementos variables o pagas extras—, la foto resultante sí lo es: las diferencias entre los curritos de base de ambos países son abismales sin embargo, éstas desaparecen cuando se asciende en el escalafón jerárquico.

España se reafirma como un país de contrastes. Mientras que el último Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo señalaba que los españoles cobran un 16,6% por debajo de la media de la UE;  ejecutivos como Alfredo Sáenz, ex consejero delegado de Banco Santander, cobró el año pasado 8,2 millones de euros, tras reducir su sueldo el 29%. No es el único bien pagado por estos lares. ¿Será que la crisis no es la misma para todos?