Tecnología

Telefónica se lanza a la reconquista del cliente

El presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez, aprovechó ayer el primer aniversario de Fusión para renovar la oferta de la compañía y demostrar su empeño en la reconquista de los clientes. No es mala idea, cuando, por ejemplo, los últimos datos de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) reflejan que la firma tuvo un saldo negativo de alrededor de 100.000 líneas en el mes de junio, y que ha perdido cuatro millones de líneas de voz móvil desde que alcanzó su pico en el cuarto trimestre de 2008, como se puede comprobar en este gráfico (Vodafone, su inmediato perseguidor, ha perdido dos millones desde el primer trimestre de 2012).

La caída en el número de líneas y en el tráfico (2,7 millones menos de minutos que en 2008) son, probablemente, dos de los motivos que llevaron a la compañía hace dos años a plantearse una reflexión para poner al cliente en el centro. “Eso es muy fácil decirlo, pero es más difícil hacerlo”, admitió Luis Miguel Gilpérez. Tras investigar qué querían los usuarios, Telefónica vio la necesidad de apostar por cuatro grandes tendencias: tarifas sencillas; facilidad en el acceso a los terminales; productos convergentes, y banda ancha.

Fusión es una de las consecuencias de esta investigación de mercado, y Gilpérez se mostró muy contento por su desarrollo. “En un año no habíamos conseguido un movimiento de este calibre con ningún producto”, indicó, tras señalar que lleva muchos años en el mercado y en la compañía. Los 2,5 millones de clientes fusionados son para él un resultado espectacular.

Un futuro con 4G y sin compromiso de permanencia

El futuro de Fusión estará ligado a cuatro tendencias: 4G, llamadas ilimitadas, televisión gratis y una promoción que incluye el regalo del fútbol (la Liga BBVA y la Champions para toda la temporada (aquí puede ver toda la información). A día de hoy, Gilpérez se mostró orgulloso de tener la mejor red 3G de España. “Somos el único operador con capacidad para ofrecer 42 megabits de bajada de datos”, dijo. También anunció la disponibilidad de 4G en 63 municipios, el 50% de la población, para final de año. Como es lógico, tocó el recurrente tema de la banda de 800 megaherzios, clave para el despliegue de 4G en el interior de los edificios: “No sé qué va hacer el Gobierno”, dijo, “pero esperamos con ansiedad la banda de 800”.

En cuanto al fin del compromiso de permanencia, dijo que así será para los clientes nuevos. También anunció el desbloqueo de terminales, que será para todos. “Estamos desarrollando el sistema”, dijo. La idea es que esté disponible en octubre, y se podrá efectuar llamando o a través de la web. La compartición de datos entre clientes y dispositivos, otra de las novedades interesantes presentadas ayer, podría ofrecerse para la campaña de Navidad.

Como se ve, muchas propuestas para el curso que viene. Telefónica intentará quitarse alguno de los sambenitos que se le han atribuido. “Éramos caros, y se nos ve como caros, a pesar de que tenemos la oferta más competitiva del mercado”, dijo Gilpérez. Y apostará por la calidad. “Si la damos”, afirmó Gilpérez al hablar del desbloqueo de los terminales, los clientes “van a querer estar con nosotros”. Solo falta ver si los buenos propósitos se van cumpliendo. Si es así, seguro que las cifras se recuperan.