Economía General

Gigantes de bolsillo (II)

Seguimos con nuestra serie sobre pymes, y no tan pymes, españoles que se han comido el mundo. En esta ocasión saltamos de sectores y de ciudades de origen con la conservera gallega Calvo, la juguetera zaragozana Imaginarium y la tecnológica madrileña Gowex. Las tres son perfectos ejemplos de lo que se tiene que hacer si se quiere saltar las fronteras y conquistar los mercados exteriores.

Calvo

Enrique-Orgeweb¿Saben cómo se dice Calvo en chino mandarín? ‘Kai-Fu’. Bueno, esa palabra no es que signifique precisamente Calvo sino que se traduce por victoria o buena suerte. Pero sirva este ejemplo para demostrar hasta donde están dispuestos a llegar en la firma de alimentación con tal de convertirse en global. De momento no van por mal camino. Los atunes más innovadores a este lado del Pecos (Calvo inventó las latas redondas, y también introdujo el atún claro o yellowfin en España) están presentes en más de 70 países a través de sus principales marcas: ‘Calvo’, ‘Nostromo’ y ‘Gomes da Costa’. Y en cuanto a ‘Kai-Fu’, ya arrasa en el segmento de patés de atún entre los jóvenes chinos. De hecho, ya supera en más de cinco veces la cuota de producto en España. “El 77% de nuestra producción se dirige a mercados internacionales. Brasil es el país dónde mayor éxito estamos teniendo por volumen de negocio, y Libia por consumo per cápita”, añade Enrique Orge, director general para Europa de Calvo.

Gracias a esta internacionalización, y a mantener la apuesta por la innovación con el lanzamiento de nuevos productos, Calvo ha superado la crisis con nota (la facturación creció un 13% en 2012 hasta alcanzar los 641 millones de euros). “La clave está en que el proceso de internacionalización ha sido diferente según el mercado, el país y las oportunidades que se daban. En Italia y Brasil se adquirieron dos marcas muy asentadas. En cambio, en Centroamérica, el crecimiento ha sido orgánico con la construcción de una planta en El Salvador y la expansión en la zona con la marca Calvo”, explica Orge. Otra característica que define la internacionalización del grupo es que nunca van de conquistadores sino que se convierten en brasileños cuando están en Brasil o salvadoreños en El Salvador. “Los trabajadores son siempre del país”, añaden desde Calvo.

Imaginarium
Tienda-ItsImagical-HongKongwebLas dos puertas de entrada a las tiendas, la de los padres y la de los peques, es la seña de identidad de esta juguetera zaragozana. Pues bien, esta característica ya se puede ver en 27 países. La aventura exterior de la firma empezó en 1994 en Portugal y Colombia, a los que siguieron otros territorios como Italia, México, Alemania o Rusia. “El motivo de salir fue por la necesidad de crecer y copar mercados para exportar un concepto nuevo en el campo de la educación y el juego, y un modelo propio que integra todos los procesos clave y de valor añadido, desde el diseño y conceptualización de los productos hasta la atención y asesoramiento a los invitados”, explica Natalia Chueca, directora de Marketing de Imaginarium.

Gracias a la apuesta internacional, el grupo ha incrementado su cifra de negocio un 4% durante el primer semestre de 2013, y ha logrado que el peso de las ventas en el exterior (51%) supere a los ingresos nacionales. “Uno de los países que más destacamos en estos momentos es Rusia, donde el potencial de crecimiento es tremendamente positivo y la implantación del modelo de negocio ha sido muy rápido. En tan solo dos años hemos abierto casi 50 tiendas”, añade Chueca. Como reto de futuro, la firma maña espera crecer en Oriente Medio, Brasil y Asia. Para conseguirlo no dudará ante ninguna dificultad. Una de las más curiosas ha tenido lugar en Hong Kong. Allí, la empresa no pudo utilizar la marca Imaginarium por un problema de licencias. Pero eso no ha impedido que hayan abierto tiendas rebautizándolas con el nuevo nombre de ItsImagical. “Queremos seguir creciendo aunque el objetivo principal es la consolidación de los mercados en los que nos encontramos”, aseguran desde esta empresa que, al igual que Gowex, también cotiza en el MAB.

Gowex
imagen-Jenaro-BloombergwebEn estos tiempos de incertidumbre y crisis, donde se desborda el número de cadáveres empresariales, destaca la figura de una firma que se ha revalorizado en menos de cinco años un 1.150% hasta acumular una capitalización bursátil de más de 770 millones de euros. Esa compañía cotiza en el MAB y es el objeto de deseo de casi cualquier inversor del mundo. Estamos hablando de Gowex, la pionera del ‘wifi’ gratuito en España, y la única capaz de convertirlo en global. “En la era de Internet no se puede contemplar un mundo con fronteras. Ponérselas uno mismo sería un suicidio empresarial. Por eso todos nuestros productos están pensados para un público global”, asegura Jenaro García, presidente de la compañía (en la foto a la derecha). Esta vocación internacional ha llevado a Gowex a colocar sus antenas, que permiten navegar y hablar gratis con portátiles, teléfonos o tablets, en 65 ciudades. “Estamos presentes en Buenos Aires, Dubái, Dublín, París, Nueva York, San Francisco o Nanjing. Pero nuestro próximo reto es llegar a conquistar las 300 principales urbes del mundo”, añade García.

Pocos dudan de que lo conseguirá. De hecho, la corta historia de Gowex es la de una firma que ha superado retos con una facilidad pasmosa. La clave es el posicionamiento de la firma como gestor neutro dentro del sector, ofreciendo soluciones a la falta de estandarización y a la escasez de interconexiones entre los operadores. Es decir, está en el centro de la cadena de valor del mercado del mundo inalámbrico de Internet. Esta posición de privilegio permite a Gowex ofrecer servicios de ‘roaming’ con su red ‘wifi’ a los clientes de los diferentes operadores mundiales. Un campo en donde no tiene competencia. Por ese motivo, sus números se multiplican año a año. ¿Ejemplo? La facturación en 2012 creció un 71% con respecto al ejercicio anterior hasta alcanzar los 114 millones de euros. En cuanto a los beneficios, un 130% frente a 2011. ¿Próximo reto? “Ser más grandes en Asia, especialmente en China. La peculiaridad de la regulación de las telecomunicaciones, así como la entrada a sus ciudades hacen que este mercado sea muy difícil de conquistar. Sin embargo, nuestro reciente acuerdo con ZTE, junto con la entrada de Margaret Chen en el equipo de Gowex, han sido determinantes para abrir multitud de puertas”, concluye el presidente de la empresa de moda en España.