Economía General

¿Quieres encontrar trabajo? Esto van a pedir de ti los empresarios

Casi el mismo porcentaje de empresas que realizaron despidos en 2013 (54%) llevarán a cabo contrataciones en 2014 (53%). Así se desprende de la Guía del Mercado Laboral 2014 realizada por la multinacional británica Hays en colaboración con el Instituto de Empresa entre empresarios y trabajadores. “El mercado laboral se nutre de la confianza en el futuro. Contratar a un empleado o unirse a una empresa supone un compromiso que, en un entorno tan inestable, supone también un riesgo”, subraya Christopher Dottie, managing director de Hays España.

¿Y qué valoran los empresarios al seleccionar a un candidato? La experiencia supera a la formación con un 84% en las preferencias de los empresarios. Y, por este orden, valoran la proactividad y el dinamismo, la polivalencia y capacidad de adaptación, la capacidad de trabajo, el conocimiento del sector y, finalmente, las ganas de trabajar en equipo. Para el 88%, la buena gestión del tiempo y la organización son los factores que más influyen en la productividad. Asimismo, pusieron de relieve que los errores más graves que puede cometer un candidato en una entrevista de trabajo son la antipatía, la arrogancia y los comentarios negativos sobre los antiguos jefes.

La mitad de los empresarios encuestados apunta que en 2014 buscarán en sus contrataciones perfiles de Ventas y Comerciales, seguidos por Ingenieros e Informáticos, y perfiles de Tecnologías de la Información. Finalmente consideraron que el dominio de más idiomas (con el inglés a la cabeza, seguido del francés, el catalán y el alemán) y la formación técnica son claves para encontrar trabajo. “Los profesionales de hoy en día”, indica Dottie, “no están preparados ni enfocados hacia lo que el mercado solicita, como queda reflejado en el estudio anual Global Skills Index. Por eso reiteramos nuestro llamamiento a los gobiernos y al sistema educativo para minimizar el impacto que produce esta brecha de aptitudes”. La Guía, por último, refleja un mercado laboral con unos salarios congelados respecto a 2012, que fue el año donde los ajustes fueron mayores. Las previsiones para 2014 son tímidamente optimistas, con algún incremento salarial en posiciones críticas.