General Tecnología

Si los precios de los smartphones bajan… ¿quién se llevará el negocio?

El mercado global de este tipo de dispositivos rebasó en 2013 los 1.000 millones de unidades vendidas por primera vez en su historia. Los móviles inteligentes causan furor en todo el mundo, como lo demuestra el aumento de ventas del año pasado respecto a 2012: nada menos que un 39,2%. Pero parece que estos grandes incrementos se van a acabar. Según la consultora IDC, su comercialización “tan solo” crecerá un 8,3% en 2017 y a un 6,2% en 2018. ¿Cómo reaccionarán los participantes de este negocio tan dinámico?

En opinión de Ryan Reith, analista de IDC, “2014 será un año de enorme transición para este mercado”. No solo porque el crecimiento en las ventas será menor que nunca, sino porque están cambiando los motivos de elección de estos dispositivos. Los nuevos mercados de crecimiento tienen diferentes reglas de juego, y los productos premium no serán un factor importante en ellos.

Por lo que se refiere a los mercados maduros, la saturación lleva a que los precios bajen. Para compañías como Apple, que venden productos caros, cada vez será más difícil tener beneficios. Según IDC, un smartphone costó 335 dólares -243 euros- de media en 2013. En 2018 se espera que valga 260 dólares -188 euros- de media. Según IDC, en 2013 se vendieron 322,5 millones de smartphones por menos de 150 dólares -109 euros-, y el número de terminales en esta franja seguirá creciendo. “Hemos visto numerosos anuncios de smartphones en esta banda de precios, incluso alguno a 25 dólares -18 euros-”, señala Ramón Llamas, director de Investigación en la firma.

A corto plazo, no parece que la nueva situación vaya a afectar a Apple. Como refleja en este artículo Michael Blair, analista de Seeking Alpha, citando también a IDC, Apple mantendrá este año su cuota de 50% de mercado en el segmento premium. Pero habrá que ver si consigue mantener sus lucrativos márgenes.

Por lo que se refiere al resto del mercado, IDC estima que Android continuará siendo el sistema operativo líder gracias a sus precios bajos -prevé que tendrá el 76% de cuota en 2018-. Windows Phone será el que más crecerá, pasando del 3,9% de cuota con el que cerrará 2014 al 7% que podría alcanzar en 2018. Se situará tercero, por detrás de iOS, de Apple, que se quedará con el 14,4% del mercado. BlackBerry seguirá su cuesta abajo: del 1% de cuota en 2014 bajará al 0,3% en 2018.