Empresas General

Wineissocial: el sumiller de internet

 

Sitúese en el lineal de vinos de una gran superficie. Difícil elección saber qué caldo será el que más se adapte a sus gustos personales. Al final, la etiqueta, o el precio, acaban decantando la compra. “Queríamos solucionar este problema y decidimos hacerlo a través de la tecnología”, señala Manel Sarasa, uno de los fundadores del portal www.wineissocial.com. Se trata del primer club de vinos adaptado al paladar de cada persona. ¿Cómo? A través del denominado ‘Perfil de Cata’, un test compuesto por quince sencillas preguntas (y basado en símbolos) que define la actitud de la persona hacia el vino, sus gustos y prefencias. Su creador es Ferran Centelles, sumiller durante once años en El Bulli, y asimismo cofundador de la compañía junto a Thomas Kissler.

manelsarasa

De momento, y desde su apertura en junio de 2012, más de 50.000 usuarios han realizado el test y, de ellos, 2.500 han acabado haciéndose socios. ¿Y qué supone ser socio? Pues que por 19,99 euros al mes (IVA y envío incluido), se recibe una caja con dos botellas de vino (que en el mercado costarían entre 25 y 30 euros) adaptadas a su perfil. Junto a ella, una ficha de cata que ayudará a aprender paso a paso aspectos del mundo del vino como reconocer el sabor de una variedad de uva, comparar dos regiones, descubrir cómo combinar mejor vino con comida… También cabe la opción de recibir dos o tres cajas. Entonces, el precio se multiplica por dos o por tres. “Teníamos muy claro que no queríamos ser una web de vinos tradicional, por lo que lo más complicado fue construir una propuesta diferencial que permitiera descubrir y aprender acerca de este mundo”, indica Manel Sarasa. Otra de las ventajas es que no hay compromiso de permanencia, ni obligación de comprar todos los meses, además de poder cambiar la experiencia de cata para, así, recibir caldos de diferentes sabores.

Con una inversión que ya ronda los 1,5 millones de euros (préstamos, business angels, inversores…) y una plantilla de siete personas, su fondo de armario está compuesto por entre 150 y 200 bodegas. “Cada mes añadimos entre 6 y 8 nuevas bodegas”, apunta Manel Sarasa. La mayoría son españolas, aunque también las hay de la vecina Francia. La web, además, dispone de ofertas especiales con una duración y unos stocks limitados, y una tienda permanente a la que puede acceder todo el mundo (en este caso sí hay que abonar los gastos de envío). ¿Forma de pago? Mediante tarjeta de crédito. “De cara a 2014 queremos potenciar esta tienda, internacionalizarnos, y aprovechar las sinergias para llevar vino español fuera de nuestras fronteras, y traer más caldos de otros países”, concreta Manel Sarasa. Y concluye: “Internet es muy pequeño si hablamos de vino. Nadie ha hecho algo grande por la enorme complejidad de este mundo. Nosotros queremos conseguirlo”.