Economía General

Cada año perdemos 17 horas en atascos

Uno de los principales indicadores de la recuperación de la actividad es la circulación que se puede ver en las principales ciudades, y el gasto del combustible que se produce. ¿Vienen a demostrar que hay una tendencia positiva? Si miramos a lo que sucede en el consumo de gasolina y gasóleo, se observa un aumento del 1,5% en febrero, según datos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).

Se trata del segundo mes consecutivo que vemos alzas en el consumo, aunque hay algunas diferencias. Se compra más gasóleo de automoción -sube un 1,3%- mientras que la gasolina cae un tímido 0,1%. Se observa, por tanto, que poco a poco el gasto en combustibles empieza a ser mayor, lo que supone un mayor empleo de vehículos. Es más, el uso de gasóleo -muy empleado en el sector de la distribución y los transportes- vendría a configurar un repunte de la actividad en los sectores que los rodean.

Mayor actividad que también se observa en el tráfico de las ciudades españolas. Según datos del Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), existe una correlación entre la evolución del tráfico y la del PIB. De este modo, se puede comprobar (ver gráfico) cómo desde 2010 las congestiones han ido cayendo, mientras que a finales del 2013 empieza a verse un cierto incremento muy cercano a tasas positivas. Esto significa que, de continuar la tendencia alcista de la economía, durante estos primeros meses del año empezaremos a notar cómo las ciudades empiezan a llenarse de atascos que, en muchos casos, teníamos olvidados.

Presentación de PowerPoint

Podemos preguntarles, por ejemplo, a los conductores de Barcelona o Bilbao, donde las congestiones han aumentado. De hecho, la ciudad vasca es donde más tasa de congestión se registra. Se pierden 24 horas en los atascos, seguido de Madrid y de Sevilla.

Presentación de PowerPoint

Eso sí, este fenómeno no es exclusivo de España. A nivel europeo, y según los datos del RACC, la crisis ha hecho que seamos el tercer país donde más han caído los atascos. Por delante de nosotros están Hungría (-64%) y Portugal (-86%). ¿Y cuántas horas perdemos en los atascos? Pues ni más ni menos que, a nivel global, el país pierde 17 horas. Cifra que puede sonar muy abultada, pero que no es nada si la comparamos con las 58 de Bélgica o las 44 de Holanda.

¿Seguimos pensando que el transporte público no es una buena alternativa? Quizá deberíamos plantearnos la posibilidad de emplearlo, aunque también nuestras administraciones tendrán que replantearse si el servicio ofrecido es el más indicado.