Empresas General

Marchando otra ronda de "mega aeropuertos"

Al menos 385.000 millones de dólares se van a invertir en aeropuertos de todo el mundo. La lista, elaborada por la firma especializada Centre for Aviation (CAPA), la lidera Asia, con proyectos por valor de 115.000 millones de dólares. Oriente Medio es otra de las regiones en expansión, y también países concretos en otras áreas, como Turquía o Brasil, pendiente de adaptar sus infraestructuras a eventos como el Mundial de fútbol de este verano.

El nuevo aeropuerto de Beijing es, sin duda, la obra que más expectación está levantando. Tendrá ocho pistas de aterrizaje y una capacidad inicial de acogida de 40 millones de pasajeros. La idea es que alcance los 70 millones en el año 2015 y que llegue a poder recibir 200 millones (por Barajas, principal aeropuerto español, pasaron 39 millones en 2013). El actual aeropuerto principal de la capital china, Beijing Capital International Airport (BCIA), albergó el año pasado 83 millones de pasajeros, de modo que se convirtió en el segundo más bullicioso del mundo por tercera temporada consecutiva. Beijing es una de las siete ciudades que ha conseguido hospedar más de 80 millones de viajeros, junto con Londres, Nueva York, Tokio, Atlanta, París y Shanghai. Beijing se halla también en un proyecto de expansión de su red de aeropuertos regionales. Hasta 2015 construirá 69 más, que se añadirán a los 193 que ya posee. Paradójicamente, el 90% pierde dinero, una cifra mucho más elevada que en Europa, donde se queda en el 50%.

En Oriente Medio, Dubai pretende poseer el mayor aeropuerto del mundo en el año 2027. La idea es que acabe teniendo cinco pistas y posibilidad de albergar entre 160 y 200 millones de pasajeros al año. Otro aeropuerto en construcción es el de Doha, en Catar: el retrasado Hamad International Airport. Algunas estimaciones señalan que podría llegar a acoger 95 millones de viajeros al año, cifra que le situaría como el segundo más poderoso de la zona del Golfo, por detrás del de Dubai. Arabia Saudí también trabaja en un aeropuerto que podría alcanzar los 80 millones de pasajeros al año.

El nuevo aeropuerto de Estambul podría estar finalizado en el año 2019, con seis pistas y recibiendo 150 millones de pasajeros al año. Moscú también tiene previsto invertir para convertir la ciudad en un hub tan importante como Londres en una década.

Brasil invertirá en seis aeropuertos, con el mundial de fútbol y la Olimpiada de 2016 como telón de fondo. El proyecto más potente es el tercer aeropuerto internacional de Sao Paulo.

Por último, por lo que se refiere a África, la mayor suma de dinero se destinará al aeropuerto de El Cairo: 18.400 millones de dólares, la mitad del dinero que se invertirá en África.