General Mercados

Bultaco arma el taco

Este fin de semana se anunció el retorno de un clásico. Se trata del legendario fabricante de motos Bultaco una marca que, junto a OSSA, Montesa, Puch y Sanglas, reinó en los años 70 y 80 y que la competencia japonesa de Honda y Yamaha obligó a cerrar hace más de veinte años. Pero todas ellas, salvo Sanglas, han renacido en este siglo XXI. Ninguna será jamás la reina de las dos ruedas, como lo fueron en aquellas décadas gloriosas, pero la tecnología ha abierto un nicho de mercado vital para lograr el retorno de estos mitos.

dentro-1En el caso de OSSA, el fabricante se ha centrado en el trial y el enduro. Bultaco ha ido un paso más allá y en su retorno apostará por los motores eléctricos. “Todo empezó como un proyecto de fin de carrera y se ha convertido en una empresa con la dimensión y la solidez adecuadas para crear una nueve generación de motocicletas Bultaco”, señala Juan Manuel Vinós, CEO y confundador. La vuelta de la enseña viene de la mano de un grupo de ingenieros que trabajaban en el diseño mecánico y electrónico focalizado en el desarrollo de patentes propias. Su empresa se llamaba LGN TECH Design SL y, tras dos años de desarrollo e investigación, ensayaron su tecnología en el entorno de competición. Así LGN participó en el primer Campeonato Mundial de Motocicletas Eléctricas en 2011, con una moto preparada en solo tres meses. A pesar de ello, y de contar con presupuestos mucho menores que sus rivales, la montura quedó en cuarta posición.

Estos buenos resultados animaron a este grupo de emprendedores a crear una estructura para desarrollar una empresa capaz de ofrecer al mercado una gama de motocicletas. Pero necesitaban un nombre. “No estábamos buscando un nombre de prestigio para un proyecto prometedor, fue algo distinto. Las señas de identidad de Bultaco en su inicio, el espíritu de superación, la innovación técnica y la pasión por la moto, son los mismos que tenemos hoy, son valores intemporales”, añade Vinós. Esta afinidad provocó que la familia Bultó se sumaran al proyecto para relanzar una marca legendaria.

dentro-2Gracias a la apuesta por los motores eléctricos, Bultaco ha regresado y parece que con fuerza. Buena muestra de ello es que para 2015 se espera que la empresa tenga 150 trabajadores para una cadencia de producción inicial de 2.000 unidades. Resulta evidente que estos números están muy lejos de los que la marca tuvo en sus momentos de reinado en el mundo de las motos nacionales pero es un comienzo prometedor, ya que la nueva Bultaco parece haber encontrado un hueco de mercado en el que los competidores no dominan con claridad. Seguro que Paco Bultó, que fundó la antigua firma en 1958, estaría muy orgulloso de volver a ver sus motos recorriendo las calles y circuitos de medio mundo. Él siempre tuvo claro que la clave estaba en la innovación y nueva Bultaco promete volver a armar el taco siguiendo los mismos parámetros.