Economía General

Consejos para reformar tu hogar con éxito

Realizar reformas en casa plantea una serie de dificultades que, bien planificadas de inicio, se pueden minimizar para que podamos disfrutar de nuestro nuevo hogar sin sobresaltos y en el plazo previsto. Tanto si acabamos de mudarnos y queremos rehabilitar el espacio a nuestro gusto, como si lo que queremos es cambiarle la cara a nuestra actual vivienda para adaptarla a nuestras necesidades, debemos afrontar la reforma de una forma positiva para que todo salga perfecto y sin problemas. En este contexto, Bluespace ofrece una serie de consejos prácticos que nos pueden ayudar a gestionar con eficacia la realización de reformas en casa.

1.- Imagínate tu nuevo espacio. Lo primero que debemos hacer antes de emprender una reforma en nuestro hogar es imaginarnos cómo queremos que sea nuestra nueva casa: si necesitamos más espacio, si queremos tener más luz natural, si nos gusta más un estilo clásico o por el contrario apostamos por otro más moderno, si precisamos de mayor funcionalidad…

2.- Permisos y licencias. Antes de acometer cualquier obra en casa, consultaremos con el Ayuntamiento de nuestra localidad para informarnos sobre los permisos y licencias que necesitaremos. Estos documentos dependerán de si realizamos obras menores (reformas en cocinas o baños, cambios de revestimientos, instalaciones…) o bien obras mayores (que afectan a la estructura del edificio, a la fachada o a los elementos comunes).

3.- Busca profesionales con referencias y solicita varios presupuestos. Es importante contar con profesionales acreditados y que cuenten con un seguro de responsabilidad civil profesional que les cubra en caso de accidente. Contar con profesionales adecuados nos garantizará que la obra se realice correctamente, además de poder conseguir materiales más económicos, ya que suelen adquirirlos en almacenes de la construcción donde sólo se permite la venta de material a profesionales del sector. También es recomendable solicitar varios presupuestos desglosados por partidas: albañilería, electricidad, fontanería…; sin olvidarnos de reservar un margen de aproximadamente el 15% sobre el total para posibles imprevistos que puedan surgir.

4.- Establecer una fecha de finalización de obra. Una vez hemos seleccionado el presupuesto que más se ajusta a nuestras necesidades, es recomendable fijar por escrito una fecha de finalización de las reformas. Si se supera esa fecha, podremos reclamar una penalización al responsable de la obra.

5.- Informa a tu vecindario. Una reforma en el hogar no sólo puede ocasionar molestias e incomodidades a quien las realiza, también puede ser motivo de disputa con los vecinos. Pese a que las obras que no alteren la seguridad, estructura o configuración exterior del edificio no requieren autorización por parte de la comunidad, siempre es recomendable que estén informados para evitar malos entendidos.

6.- Cocina y baño: fuera de servicio por reformas. Debemos tener en cuenta que cuando reformemos estancias básicas de la casa, como la cocina o el baño, estaremos una temporada sin poderlas utilizar. Por este motivo es recomendable acometer las obras en periodo vacacional o buscar un alojamiento alternativo, con la intención de minimizar las incomodidades de no poder disponer de espacios de uso diario en el hogar.

7.- ¿Dónde guardo mis cosas durante la reforma?. Durante la obra, probablemente necesitemos sacar de casa muebles, libros, electrodomésticos, ropa, calzado… ¿Y dónde guardamos todas esas cosas? La opción más segura y cómoda es trasladarlas a un trastero de alquiler.

8.- Revisión final de la obra. Una vez terminadas las reformas, es conveniente realizar una revisión final de las mismas para comprobar que todo lo incluido en el proyecto se ha llevado a buen término y revisar que todas las instalaciones (fontanería, electricidad, gas…) funcionen correctamente. Si es así, ya podemos realizar el pago final de la obra y prepararnos para disfrutar de nuestro nuevo hogar.