Empresas General

Hipotecas para solo quienes ganan más de 2.000 euros al mes

El mercado hipotecario, después de navegar en aguas turbulentas durante los últimos años, mecido por la galerna de la crisis, parece que vuelve a poner rumbo hacia la estabilización. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), y durante el pasado mes de mayo, el número de hipotecas constituidas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad fue de 17.963 (un 3,4% menor a la del mismo mes de 2013). Nada que ver con galernas que supusieron caídas de hasta el 50% en la tormenta perfecta de la crisis.

El importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas se situó en 99.164 euros, un 2,6% más que en mayo de 2013, mientras que el capital prestado para los 17.963 préstamos fue de 1.781,3 millones de euros (un 0,9% inferior).

Según Beatriz Toribio, responsable de Estudios de fotocasa.es (www.fotocasa.es), esa caída del 3,4% pone de manifiesto “que la concesión de hipotecas sigue siendo limitada en España y aún no recoge la tímida apertura del crédito que las entidades bancarias están llevando a cabo en los últimos meses”. Asimismo, Toribio considera que los datos constatan que “se frena de forma importante la caída” y confía en que “a partir del mes de junio la comparativa interanual será positiva”. En los últimos cinco meses se han concedido de media 16.700 hipotecas al mes, mientras que en el segundo semestre de 2013, el mes en el que se registró un mayor número de préstamos fue septiembre, con 14.856 hipotecas.

Pero esta ligera mejora del mercado hipotecario es solo para unos pocos. “El proceso de apertura del crédito está siendo muy lento y gradual. Las entidades bancarias son muy prudentes y solo conceden hipotecas a clientes con un perfil muy solvente, con unos ingresos mínimos mensuales de 2.000 euros”, afirma Beatriz Toribio. Y destaca que el tipo de interés medio para las hipotecas sobre viviendas cae un -12,6% con respecto a mayo de 2013. Una tendencia que irá a más porque “estamos asistiendo a una fuerte competencia entre las entidades por ofrecer la hipoteca más barata reduciendo los diferenciales”.