Economía General

Cada día se roba en 344 viviendas

El robo con fuerza en domicilios es uno de los delitos que más se ha visto incrementado desde que estallase la recesión económica en España. Así, y durante2013, fueron asaltandos con violencia 127.380 hogares españoles, un 75% más que en 2007, según datos recopilados por el comparador de seguros Acierto.com (www.acierto.com). Unas cifras que se mantienen en  2014, con 62.244 robos con fuerza a domicilios, lo que hace una media de 344 viviendas asaltadas al día. No obstante, aún faltan por conocerse los datos relativos a los meses de julio y agosto, en los que este tipo de delito se dispara coincidiendo con la temporada alta de las vacaciones estivales.

Es evidente que el desencadenante de este creciente problema de seguridad ciudadana ha sido el fin de la época de bonanza económica. En concreto, entre 2002 y 2007, los robos con fuerza en domicilios experimentaron un descenso del 22,5%, para una media de 199 delitos de este tipo al día. Mientras, en los seis últimos años, la cantidad de asaltos con violencia en hogares no ha dejado de crecer, lo que demuestra la escala que ha alcanzado este problema, con la consiguiente alarma social.

En muchos casos, este tipo de asaltos a domicilios puede evitarse siguiendo una serie de recomendaciones básicas, algunas sin necesidad de inversión alguna. “Los dispositivos electrónicos de alarma pueden resultar costosos y no están al alcance de todo el mundo, pero hay precauciones básicas que no implican ningún coste, como comprobar que puertas y ventanas están bien cerradas o utilizar siempre las vueltas de llave para cerrar la puerta de entrada al domicilio”, explica Carlos Brüggemann, director de Operaciones de Acierto.com. “Otras recomendaciones esenciales son cambiar las cerraduras en caso de pérdida de llaves, no comentar ante desconocidos que se va a abandonar el domicilio ni durante cuánto tiempo y dejar ropa tendida, así como las persianas parcialmente abiertas en vacaciones y ausencias prolongadas del domicilio”, aconseja Brüggemann.

Prueba de que una gran cantidad de robos en domicilios podría evitarse siguiendo las mencionadas sugerencias son las técnicas más empleadas por los ladrones para asaltar casas: el “resbalón”, el “bumping” y el “impresioning”. La primera de ellas, utilizada de forma común por cerrajeros, se emplea para abrir puertas que no han sido cerradas con vueltas de llave y consiste en la utilización de una lámina semirrígida, como una radiografía, un trozo de botella de plástico o una tarjeta. Mientras, el “bumping” consiste en forzar la apertura de una cerradura empleando una llave maestra o convenientemente manipulada y un objeto contundente con el que golpear. También es una técnica frecuente entre cerrajeros, ya que permite abrir cerca del 90% de modelos de cerradura del mercado. En cuanto al “impresioning”, es la técnica más refinada de todas y se basa en la obtención de un molde de la llave mediante diferentes técnicas, lo que permite abrir cerraduras sin signos evidentes de manipulación. En el caso de los modelos de cerraduras más obsoletos, incluso es posible hacerse con llaves maestras con facilidad en internet. La red también permite el acceso a material profesional de cerrajería y tutoriales para aprender las técnicas antes mencionadas.

 

Foto: Shutterstock