Economía General

La Super Bowl, el partido más rentable del planeta

El primer domingo de febrero, Estados Unidos se para. Ese día el país entero está sentado frente al televisor presto a ver el acontecimiento del año. Se trata del partido que decide al ganador de la liga de Fútbol Americano (NFL). Ni el balocesto profesional, ni el baseball, ni los Juegos Olímpicos… Nada puede compararse a lo que ocurre durante las cerca de cuatro horas que dura el partido. Este año los contendientes serán los New England Patriots y los Seattle Seahawks. Pero los que realmente ganarán serán los señores que crearon la liga más rentable del planeta.

dentro-1Ellos son los responsables de que más de 160 millones de telespectadores sigan el evento y que buena parte también lo haga durante los poco más de cuatro meses que dura la competición. En total, el fútbol americano genera unos ingresos anuales de 10.000 millones de dólares. Una cifra que se consigue entre otras cosas, por la condensación del calendario y por la emoción de la competición. Al contrario que con otros deportes, para alzarse con el trofeo, el equipo ganador solo habrá disputado 20 partidos. Además, la NFL premia a los equipos peor clasificados (les permite fichar a los mejores jóvenes) para que así cualquiera tenga opciones de alzarse con el título.

Este método es rentable en todos los sentidos. Y los primeros que se benefician son los equipos, cuyos ingresos y valoración están entre los más altos del planeta, superando a Real Madrid o Barcelona, por poner ejemplos más cercanos. ¿Cifras? Los Dallas Cowboys están valorados en 3.200 millones de euros. Cada años ingresan más de 550 millones de los que 245 son contados como beneficios.

dentro-2En cuanto al partido en sí, los números asustan. Una media de 112 millones de espectadores, un impacto económico en la ciudad donde se celebra de 430 millones. Se cobran 4 millones por un anuncio, una entrada cuesta 4.000 dólares. Además, se emiten más de 25 millones de tweets con motivo de la Super Bowl, se venden 1.200 millones de alitas de pollo y se beben 50 millones de litros de cerveza.

En definitiva, se trata de un acontecimiento económico de primera magnitud del que podrían aprender mucho otros deportes para lograr ser rentables. Y es que la NFL puede presumir además de acuerdos anuales con televisiones que le reportan 42.000 millones en 10 años, ventas de más de 3.000 millones al año son en merchandising. Unos números solo al alcance del deporte número 1 de Estados Unidos.