General

Destripamos cómo funciona un casino en Las Vegas

Es un paisaje que hemos visto en muchas películas: Oceans eleven, Showgirls, Bugsy… hasta hay una producción made in Spain llamada Los Pelayos en la que una familia española se dedica a desbancar a un casino. “Lo que sucede en Las Vegas, se queda en Las Vegas”. En la ‘ciudad del pecado’ todo está pensado para atraer a los clientes, a los apostadores… y a su dinero. No falta de nada: restaurantes, grandísimos hoteles, atracciones temáticas, combates de boxeo… y, por supuesto, casinos. No piense que puede darles puerta. Vaya a donde vaya, tendrá que pasar por ellos. Y, de paso, gastarse unas ‘perrillas’. Nada se deja al azar. Todo está meticulosamente medido.

[nextpage]

nadadeefectivo

NADA DE EFECTIVO

Como habrá visto en muchos telefilms, en las mesas de apuestas nunca se ve un dólar. Todo funciona a base de fichas. Fichas que, a su vez, y dependiendo del valor que tengan, están pintadas con diferentes colores. Esto es así porque los colores estimulan el gasto de los jugadores. Pero no es la única razón, ni la más importante. ¿Cuál es? Al no apostar con dinero contante y sonante, parece que al jugador le duele menos poner sobre el tapete billetes y más billetes. Y si llega al casino sin cash, no se preocupe. Dispone de suficientes cajeros automáticos.

[/nextpage]

[nextpage]

camaras

CÁMARAS

Veinticuatro horas al día, siete días a la semana, los 365 días del año. Las cámaras, repartidas por todo el casino, son insaciables en su labor de grabar todo lo que sucede en la sala. Lo último de lo último: desde zoom, hasta reconocimiento facial. Si le pillan haciendo trampas, no se busque excusas. Le mostrarán el vídeo con la falta cometida, y le entregarán a la policía. Una curiosidad: algunos de ellos han contratado a especialistas que leen los labios. Y no es solo para saber qué dicen los jugadores, también sus propios empleados. Ese es el motivo por el que los jefes de sala no tienen bigote.

[/nextpage]

[nextpage]

ojosquevigilan

OJOS QUE VIGILAN

No solo las cámaras ejercen una labor de vigilancia. Cuando alguien se sienta en una mesa, por ejemplo, de blackjack, conviene que sepa que todas las mesas de un mismo juego se agrupan en los que llaman pits. Cada una de ellas tiene un dealer, que es la persona encargada de cambiar el dinero por fichas y controlar las apuestas. Quien vigila a los apostantes es el floorman y hasta a tres dealers. Y el denominado pit boss tiene como misión que el pit funcione a las mil maravillas.

[/nextpage]

[nextpage]

quejugar

QUÉ JUGAR

Hay quien se conforma con las tragaperras. Los que quieren retar al casino pueden optar por juegos de mesa como el blackjack, la ruleta o el bacarrá, es decir, apuestan contra la banca. Pero si lo que le gusta es el póquer, son los jugadores los que se enfrentan unos contra otros. En este caso, el casino lo que se lleva es una comisión.

[/nextpage]

[nextpage]

mayorfilon

EL MAYOR FILÓN

Apueste por el juego que reporta más ganancias al casino: ¿ruleta, blackjack…? Error. Las tragaperras, esos ingenios llenos de luz y color, acaparan ni más ni menos que casi el 70% de las apuestas de un casino. Quizás no se gane tanto como en otros juegos, pero tampoco se arriesga tanto (o hacerlo lleva mucho más tiempo). Si tiene suerte, y le tocan menos de 1.200 dólares, se imprime en un tiquet y se cobra en caja. Si ha sido afortunado con mayor cantidad, el pago lo llevará a cabo el floorman asistido por un tesorero.

[/nextpage]

[nextpage]

time

HORAS Y HORAS

Es posible que una vez que entre dentro se deje llevar y no sepa cuál es la hora en que vive. No se culpe. Todo en el local está pensando para que así sea. El objetivo no es otro que estimular las apuestas. Si quiere descansar y sentarse, verá que solo hay sillas en las mesas de juego o junto a las máquinas tragaperras. Por tanto, tendrá que jugar. No intente ver si fuera hace frio o calor, si es de día o de noche, porque no hay ventanas. Y las paredes están en su mayoría pintadas de rojo. Un color que transmite una sensación acogedora a la par que desafiante. Todo para que el jugador pierda la noción del tiempo.

[/nextpage]

[nextpage]

flujodecaja

MONEY, MONEY

Si usted decide cambiar su dinero, el proceso que se sigue es el siguiente: será el dealer quien le cambie su money por fichas. En primer lugar, el dealer cantará el valor y será el floorman quien autorice la operación. Si va a lo grande, y la transacción supera los 10.000 dólares, tendrá que identificarse. Después, el dealer contará el dinero sobre la mesa, para que sea verificado por las cámaras, y el apostador recibirá las fichas. Esos billetes se depositan en una caja metálica que está identificada con las iniciales del juego, además de un número (el mismo identifica si corresponde al turno de mañana, de tarde o de noche). A lo largo del día, y en tres ocasiones concretas, cinco vigilantes jurados y un funcionario de la tesorería recogen las cajas que están bajo las mesas… y las depositan en la sala de contabilidad.

[/nextpage]

[nextpage]

circodelsol

QUE SIGA EL SHOW

Que siempre haya cebo para que la gente pique es la razón de ser. Por eso, y para que siempre haya gente, los hoteles reciben todo tipo de reuniones, ya sean empresariales, de amigos… y no duden en celebrar campeonatos como los de póquer. Incluso llegan a celebrar importantes eventos deportivos, donde el boxeo es el rey, o espectáculos como El Circo del Sol (en la foto).

[/nextpage]