Estilo de vida General

Cuánto cuesta el menú de las películas

Los personajes de las películas también comen. Sus mesas están repletas de platos apetecibles, tanto que dan ganas de saltar a la pantalla y probarlos. Las leyes de la física lo hacen imposible, pero nada impide preparar estas comidas en casa

[nextpage]

amelie

Amélie

Amélie disfruta con los pequeños placeres como hundir la mano en un saco de legumbres o partir el caramelo quemado de la crème brûlée con una cucharilla. El Café des Deux Moulins en el que trabajaba la protagonista en la película incluye en su carta su plato preferido. El precio de la tarrina es de 7 euros, más el viaje a París. Aunque merece la pena, la opción más económica y rápida es preparlo en casa. La lista de ingredientes incluye leche (0,99 €/l), huevos (0´94€ seis unidades), azúcar (0,68€/kg), nata (1€/500ml), canela (0,34€/37g) y azúcar moreno (1,74 €/750 g). En total, preparar una crème brûlée en casa no llega a los seis euros.

[/nextpage]

[nextpage]

tomates verdes fritos

Tomates verdes fritos

El plato del Café de Whistle Stop es uno de los más sencillos de preparar. La dificultad está en encontrar tomates verdes en un supermercado. El resto de ingredientes suelen estar en las despensas de cualquier casa, como el aceite o la harina, y si no, el ticket de la compra no superará los 13 euros. Con ese precio, parece más barato comer en un restaurante, pero de muchos productos apenas se necesitan unas cucharaditas y tendrás para repetir. Para preparar este plato solo hacen falta tomates (1,36 €/kg), harina (0,88€/kg), leche (0,99 €/l), huevos (0´94€ seis unidades), maizena (2,54 €/700g), pan rallado (0,43/250g), aceite de oliva (unos 3€/l) y especias como el pimentón (1,43€/75 g) o la pimienta negra (1,13€/52g).

[/nextpage]

[nextpage]

desayunocondiamantes

Desayuno con diamantes

Holly Golightly ha sido de las pocas afortunadas, si no la única, en pasear por una Quinta Avenida desierta y pararse a desayunar delante del escaparate de Tiffany’s. Con croissant o sin él, cientos de turistas han emulado la escena de Desayuno con Diamantes en sus viajes a Nueva York. La versión de bajo coste también puede repetirse en Madrid o en Barcelona, donde la joyería tiene tiendas. Un café y un croissant para llevar puede salir por unos cinco euros. Algo caro para un desayuno, pero asequible. El vestido de Givenchy y el estilo de Audrey no se pueden comprar.

[/nextpage]

[nextpage]

ego

Ratatouille

Las nuevas generaciones empezaron a interesarse por la cocina antes de que apareciera MasterChef y Disney tuvo la culpa. Si durante décadas la factoría de sueños hizo que las niñas quisieran ser princesas, con Ratatouille consiguió que tanto los niños como las niñas se interesaran por la gastronomía. Alfredo Linguini, aspirante a chef, y la rata Rémy cocinan su amistad entre fogones para impresionar a un crítico con un ratatouille. Este plato típico francés podría compararse con el pisto. Sus ingredientes son los mismos: calabacín (2,19 €/kg), berenjena (1,98€/kg), tomates (1,36€/kg), ajos (1,49), aceite de oliva (3,15 €/l), pimiento rojo y amarillo (1,45 €/kg), cebolla (0,69 €/kg) y tomillo (0,36€/18g).

[/nextpage]

[nextpage]

blue

My blueberry nights

La tarta de arándanos siempre se queda entera en el restaurante de Jude Law. “No tiene nada de malo, solo que la gente elige otras cosas”, dice en un momento de la película. Una discriminación totalmente injustificada hacia este pobre postre que, sin embargo, tiene un aspecto de lo más apetecible. La receta al estilo del largometraje incluye masa quebrada (1,70€), galletas tipo Digestive (1,26), arándanos (1,79€/ 125g), sal (0,20€/kg), azúcar blanco (0,68€/kg), maizena (2,54 €/700g) y mantequilla (1,60€). El paso por caja supondrá un gasto de unos 8 euros, pero seguro que la mayoría de los ingredientes ya están en tu casa.

[/nextpage]

[nextpage]

Matilda

Matilda

La señorita Trunchbull es la profesora más temida del colegio Crunchem Hall. La directora no tiene reparo en regañar a los niños y castigarles en público. Una de sus víctimas, Bruce Bogtrotter, protagoniza una de las escenas más recordadas de la película: la de la tarta de chocolate. El gigante postre que “la Trunchbull” obliga a comer a Bruce puede convertirse en la opción perfecta para cumpleaños con muchos invitados. Si te atreves a terminar la tarta, toma nota de los ingredientes. Para preparar este dulce se necesita azúcar moreno (1,74 €/750 g), mantequilla (1,60€), huevos (0,94€ seis unidades), vainilla (3,26€), harina (0,88€/kg), cacao en polvo (2,22€) , bicarbonato de sodio (0,38), sal (0,19€/kg) y chocolate negro (1,75€). Si tienes que comprarlo todo, la tarta te saldrá por cerca de 13 euros.

[/nextpage]

[nextpage]

kahuna

Pulp Fiction

Quentin Tarantino convirtió a las hamburguesas en la comida de estrella de la película con la que se hizo famoso. Jules Winnfield cuenta a cualquiera que le quiera escuchar, y al que no también, que el cuarto de libra con queso es una “Royale con queso” en Francia. Pero su preferida es la Big Kahuna. Esta hamburguesa hawaiana suma calorías a base de carne picada de ternera (2,38€/400 g), salsa Worcestershire (2,54€), cebolla (0,69 €/kg), mostaza (1,19), perejil (0,39), pepinillos (1€), queso (2,18€), pan (1,39€ cuatro unidades). El plato sale por 11,76 €, pero te ahorrarás la comida siguiente.

[/nextpage]

[nextpage]

clemenza

El Padrino

La receta de Clemenza, lejos de saber a corrupción, alimenta solo con mirarla. Los espaguetis más recordados de la historia del cine, junto con los de La Dama y el Vagabundo y El Apartamento, se pueden cocinarse en cualquier casa. El propio Clemenza se encarga de dar la receta a Michael Corleone: “Primero echas un poco de aceite (3,15 €/l), de buena calidad; luego fríes un ajo (1,49€) y después echas bastante tomate (0,95€); y lo rehogas todo procurando que no se agarre. Echas luego tus salchichas (3,58€/400g) y tus albóndigas (2,38€/400g) y añades vino (precio variable). Y un poco de azúcar (0,68€/kg), es mi truco”. Solo falta la pasta (1,84€) para comer la receta de El Padrino por unos 14 euros. El precio asusta, pero como se dice en la película, sale comida para 20.

[/nextpage]

[nextpage]

chef

Chef

Una de las últimas películas en sumarse a la moda de la cocina fue Chef. El verdadero Jefe ha compartido después las recetas que aparecen en pantalla para que los que salieran con hambre del cine las pueda cocinar en su casa. Por poner un ejemplo, el sándwich cubano puede salir por 10,93 euros. El plato lleva aceite jamón york (1,93€/250 gramos), cerdo marinado (2,69€/ 300 g), pepinillos (1€), queso suizo (2,18€), mostaza (1,19€), mantequilla (1,60€) y pan (0,34€).

[/nextpage]

[nextpage]

choc

Chocolat

Juliet Binoche conquistó a todo un pueblo a través del dulce, en concreto, del chocolate. Resulta difícil decantarse por alguno de los postres de Vianne, sobre todo a los amantes del chocolate. Tartas, chocolate caliente, bombones… pero quizá lo más fácil de elaborar son las trufas, esas que la protagonista ofrece a Johnny Depp. El ingrediente que no puede faltar es el chocolate en cualquiera de sus formas y sabores: negro (1,75€), con leche (0,88€) y en polvo (2,22€). La receta se completa con nata líquida (1€/500ml), azúcar glas (0,68€/kg) y unas cucharaditas de licor. Tal vez no queda no quedan tan apetecibles como las de la película, pero por poco más de seis euros es una buena forma de darse un dulce capricho.

[/nextpage]