Empresas Estilo de vida General

Las cifras de Juego de Tronos y de las series más caras de la historia de la televisión

Hoy se estrena la quinta temporada de Juego de Tronos. Una serie de la HBO que llama la atención por su historia pero, también, por la calidad de la misma. Con solo ver un capítulo es fácil pensar que estamos ante el show televisivo más caro de la historia. No es así. En este apartado, la serie basada en la colección de libros de George R. Martin titulados Canción de Hielo y Fuego tiene rivales que la superan. Aquí te los contamos.
[nextpage]

Friends 10 millones de dólares por episodio
Llama la atención de que la serie más costosa de la historia de la televisión sea un sitcom en la que los efectos especiales y los grandes escenarios brillan por su ausencia. El truco está en que los actores protagonistas Jennifer Aniston, Courteney Cox, Lisa Kudrow, Matt LeBlanc, Matthew Perry y David Schwimme, que interpretaban a los seis amigos que dan vida a la serie, empezaron cobrando en la primera temporada 75.000 dólares por capítulo. Pero en la décima, la última, se embolsaban un millón de dólares cada uno por episodio. Tamaños sueldazos fueron pagados con gusto por la productora NBC, ya que Friends superaba cada temporada los 20 millones de espectadores solo en Estados Unidos. La más exitosa fue la segunda con casi 30 millones. El espectáculo estuvo en antena desde 1994 a 2004. La productora ha tratado de repetir el éxito de Friends con spin off pero nada ha podido igualar los hitos logrados por Rachel, Mónica, Phoebe, Joey, Chandler y Ross.
[/nextpage]
[nextpage]


Marco Polo 9 millones de dólares por capítulo
El portal de vídeos por streaming Netflix se apuntó hace unos años a la producción propia de series. House of Cards le salió bien. Marco Polo…. No tanto. El público y la crítica no la han recibido con demasiadas alabanzas y eso que cada capítulo supone un coste de nueve millones de dólares. Un verdadero batacazo para la productora, que esperaba que esta serie pudiera competir con Juego de Tronos a la hora de ocupar el corazón de los espectadores más aventureros. Además, el proyecto también era importante para la expansión internacional de la firma, ya que era un forma de demostrar al mundo que Netflix también es capaz de realizar superproducciones de calidad. A pesar de las críticas, la serie ha sido renovada por una segunda temporada.
[/nextpage]
[nextpage]


Roma 9 millones de dólares por episodio
Rome es fundamental para que exista Juego de Tronos. Y es que con esta serie estrenada en 2005, la productora HBO aprendió a realizar superproducciones en las que las batallas con espadas estaban a la orden del día. A pesar de eso, el alto coste de cada capítulo, nueve millones, no se rentabilizó con la audiencia de la cadena por cable. ¿Resultado? La serie se canceló cuando finalizó la segunda temporada. Algo que sufrieron muchos de sus fans y los críticos que tienen a este show colocado en lo alto de las listas de las mejores series del siglo XXI. De hecho, el éxito de Juego de Tronos ha llevado incluso a la propia HBO a plantearse volver a darle una oportunidad a Roma. Algo que será complicado. Pero nunca se debe decir nunca jamás.
[/nextpage]
[nextpage]


Camelot 7 millones por episodio
La productora Starz, responsable de Spartacus confiaba tanto en Camelot que pensó que sería su propio Juego de Tronos. Estaban tan seguros de su éxito que la estrenaron el mismo día que la HBO lanzaba su fenómeno mundial. El resultado fue que la serie basada en los libros de George R. Martin arrasó mientras que Starz tuvo que cancelar Camelot tras una sola temporada de diez episodios. Una lástima para esta serie ambientada en la leyenda del rey Arturo que costó la friolera de siete millones de euros por episodio. Eso sí demostró que, en ocasiones, invertir mucho dinero no asegura el éxito. En este caso en concreto el gran problema fue su estreno. Si se hubiera esperado un tiempo, quizá Camelot no se hubiera visto eclipsada por Juego de Tronos.
[/nextpage]
[nextpage]


Juego de Tronos 6 millones por episodio
Hoy se ha estrenado en Estados Unidos, y en España en versión original subtitulada, el primer capítulo de la quinta temporada de la serie del momento. Y en la HBO están de enhorabuena. En esta temporada esperan repetir sus datos de audiencia de la cuarta temporada que convirtieron a este fenómeno en el show más visto de la cadena por cable americana. Solo en su país de origen fue visionada por más de siete millones de persona, superando con creces el récord de la casa en manos de The Sopranos. A nivel mundial la cifra ascienda a casi 20 millones. Unos números de escándalo ya que hablamos de canales de pago. Eso sí, Juego de Tronos también ostenta el privilegio de ser la serie más pirateada año tras año. Semejantes números solo se logran invirtiendo unos seis millones de euros por capítulo para recrear a la perfección ese mundo de fantasía donde los engaños y las tramas están muy por encima de las contadas dosis de magia. Algunos de los capítulos, el penúltimo de la segunda temporada, que recreaba la batalla en el río Aguas Negras tuvo un presupuesto de 8 millones de euros.
[/nextpage]
[nextpage]


Boardwalk Empire 5 millones por episodio
La HBO también está detrás de Boardwalk Empire, una serie sobre la mafia, que contó con la participación hasta de Martin Scorsese. El creador fue Terence Winter, uno de los guionistas de The Sopranos. Con estos mimbres no podía salir nada mediocre ni barato. El show acaba de terminar tras cinco temporadas, dejando una media de inversión de 5 millones de dólares por capítulo. Merece especial atención el capítulo piloto. Quizá el más caro rodado nunca, con un presupuesto de 18 millones. Lo que hiciera falta para hacer realidad esta especie de Uno de los Nuestros por capítulos, cuya trama se sitúa en Atlantic City durante la época de la Ley Seca.
[/nextpage]
[nextpage]


True Blood, 5 millones por episodio
Nada más y nada menos que cinco de las diez series más caras de la historia tienen el sello de la productora HBO por detrás. En este caso hablamos de la serie sobre vampiros True Blood, que acaba de terminar tras siete temporadas en antena. El creador de la misma fue Allan Ball, el mismo que ideó A Dos Metros Bajo Tierra. Aunque había amor, el show no tenía nada que ver con la cinematográfica saga Crepúsculo. Aquí los vampiros van de vampiros y no de algo raro como pasaba en las películas de cine. Para recrear su mundo de sangre y vísceras se necesitaron cinco millones de dólares por capítulo. Pero fue un dinero bien empleado. Si no hubiera sido así, jamás habría durado siete temporadas.
[/nextpage]
[nextpage]

Deadwood, 4,5 millones millones cada capítulo
La última representante de HBO en este listado es Deadwood. Al contrario que otras series, ésta sí tuvo que tener un final precipitado tras tres temporadas porque no era rentable. Cada capítulo de esta epopeya sobre el oeste costaba 4,5 millones de dólares. Un dinero que no se podía amortizar ya que hablamos de un show de culto. La calidad de los guiones y de la puesta en escena estaban fuera de toda duda con personajes legendarios como el pseudomalvado Al Swearengen y sus salvajes diálogos. De hecho la serie está considerada como una de las mejores de la historia. Pero eso no pudo salvarla a la hora de echar cuentas. Se habló de rodar una película en la que se acabara de resolver la trama. Pero los años han pasado y el proyecto ha quedado en el olvido.
[/nextpage]
[nextpage]

Terra Nova, 4 millones de dólares cada episodio
Un buen ejemplo de que el dinero no hace la felicidad fue Terra Nova. La Fox se gastó cuatro millones de dólares por capítulo de este show que fue cancelado tras solo una temporada en antena. El problema es que esta historia de viajes en el tiempo en el que una familia regresaba a la prehistoria para salvar la tierra en el futuro ante la escasez de recursos no cuajó en la audiencia. La crítica también le dio la espalda. Y eso que el nombre de Steven Spielberg aparecía como productor. Nada pudo evitar que fuera cancelada y que pasara con más pena que gloria por la parrilla televisiva del año 2011. Está claro que Fox no supo rodar una serie esta serie que, de partida, contaba con casi todo a su favor. Quizá que el responsable final fuera Craig Silverstein, el mismo de Bones, ayudó también al precipitado final de Terra Nova.
[/nextpage]
[nextpage]


Lost, 4 millones de dólares cada capítulo
J.J. Abrams fue el hombre que estaba detrás de Lost (Perdidos). Las aventuras de los desaparecidos del vuelo 815 de Oceanic Airlines en una isla de lo más extraña donde se mezclaban sucesos surrealistas, con la lógica lucha por los escasos recursos y el romanticismo se convirtió en el fenómeno televisivo de los últimos años. Contar todo eso llevaba a que cada capítulo de este show de la ABC tuviera un presupuesto de cuatro millones de dólares. Pero nadie en la productora protesta por ello. Lost es una de las series de las que se seguirá hablando en las próximas décadas. Y su curioso final seguirá levantando ampollas entre sus fieles y no tan fieles seguidores.
[/nextpage]