General Tecnología

Diez trucos para crear tu página web

En el mundo de las tecnologías, estar en la red se define como algo primordial, sobre todo si eres emprendedor o tienes en marcha un negocio. La competencia será grande, pero si sabes posicionarte correctamente, tendrás tu propio hueco.

[nextpage]

claridad

CLARIDAD

Si te decides a dar este paso hay una cosa que tienes que tener tan clara como el agua: las cosas deben estar definidas, y muy bien definidas, desde el principio. Cierto que si no estás en Internet, no existes. En millones de ocasiones habrás escuchado esta frase. Y es verdad. Pero no se trata de lanzarse al vacío sin más. Por eso, es pertinente que aclares la tormenta de ideas que seguro se te agolpará en tu mente y estructurar lo que quieres hacer de forma minuciosa.

[/nextpage]

[nextpage]

primeraimpresion

PRIMERA IMPRESIÓN

Después de ese primer paso donde la tranquilidad debe marcar tu hoja de ruta, y con la estructura de lo que quieres llevar a cabo ya montada, lo que tienes que hacer es vestir a dicha estructura de gala. ¿Cómo? En tu página web deben primar una serie de colores que tienen que tener una premisa clara: ante todo, deben ser agradables. Por ejemplo, una buena elección serían un fondo blanco, o un tono pastel, y las letras en oscuro. ¡Atención! Cuida el tamaño y la calidad de las imágenes. No deben ser excesivos. Muy importante.

[/nextpage]

[nextpage]

equilibrio

EQUILIBRIO

En este desempeño en el que estás inmerso, debes buscar el equilibrio entre lo ameno y lo profesional. ¿Por qué esta recomendación? Porque muchas veces confundimos las churras con las merinas. Por ejemplo, queremos hacer la página tan divertida que se nos olvida explicar quiénes somos y lo que hacemos. Y esto es un pecado tan grande como una catedral. Hay que poner el número de productos o de tiendas que tenemos por la sencilla razón de que crea más confianza. También debes describir el negocio en el título de la página principal, por la sencilla razón de que te encontrarán antes los buscadores. Y las palabras de la izquierda tienen más fuerza de posicionamiento.

[/nextpage]

[nextpage]

nadaderodeos

NADA DE RODEOS

Los laberintos están muy bien para hacer juegos, pero no para el menester del que estamos hablando. Por eso, y esto hay que metérselo a fuego y hierro en la cabeza, nada de rodeos: el usuario lo que quiere es sencillez. Por eso, no hay que hacer de la web un laberinto sin salida, los contenidos deben ser fáciles de encontrar y muy claros. Para la venta online, hay que cuidar con mucho mimo la exposición de los artículos. Y las mejores ofertas son aquellas que indican el importe que se ahorra y la fecha de caducidad.

[/nextpage]

[nextpage]

mercado

MERCADO

Tienes que definir muy bien el mercado al que te vas a dirigir y cuidar como oro en paño el idioma. Si tu mercado es el español, lo mejor y lo aconsejable es optar por un dominio ‘.es’. Porque los buscadores tienen en cuenta la ‘nacionalidad’ de la web. Dicho de otra manera, reconocen el punto desde el que se lleva a cabo la búsqueda. ¿Y qué pasa si la web está en varios idiomas? Pues que la programación es diferente y hay que conocer cuáles son los buscadores que dominan en los mercados exteriores.

[/nextpage]

[nextpage]

buscadores

BUSCADORES

Una vez que se ha creado el producto, el siguiente paso que hay que dar no es otro que darlo a conocer. Cierto que los buscadores son la opción más atractiva, pero no son la única. Por eso, y es muy importante, saber cuáles son las palabras que queremos posicionar. Hay herramientas que nos permiten saber cuáles son las tendencias de búsqueda de los últimos años. Luego solo nos queda repetirlas muchas veces. Por tanto, los buscadores son la mejor arma de marketing.

[/nextpage]

[nextpage]

otraswebs

OTRAS WEBS

Hay un dicho muy popular que dice algo así como que es bueno que siempre hablen de ti, aunque sea mal. La primera parte del mismo es importante; la segunda, mejor ni nombrarla. La razón es bien sencilla: si quieres que te conozcan, es importante que otras páginas enlacen a la tuya. Porque, de esta manera, los buscadores verán que eres relevante en el campo en el que te mueves. Y la segunda parte, cuanto más lejos, mejor. Lo malo corre como la pólvora por la red, y si acabas siendo señalado, puede ser el principio del fin.

[/nextpage]

[nextpage]

nadaexcesos

NADA DE EXCESOS

Hay otro dicho también muy popular que reza que ‘lo bueno y breve, dos veces bueno’. Dicho de otra manera, por mucho de llenes la página de datos, de información, de productos, si todo no está bien organizado, ese ‘totum revolutum’ no lleva a nada. Por eso, no hay que abusar de la tecnología que carga la página, mejor dicho, sobrecarga la página porque, para empezar, ralentiza la navegación. Y si esto sucede, lo único que se consigue es la pérdida de visitas. Otro dicho: ‘al pan, pan, y al vino, vino’.

[/nextpage]

[nextpage]

constancia

CONSTANCIA

Tú tienes tu nombre. Tu negocio también. ¿Qué tienen en común ambos? Que necesitan de un apellido. Y ese no tiene que ser otro que ‘constancia’. ¿Qué se quiere decir con esto? Que no basta con crear la web, y punto. Como si fuera un bebé, hay que alumbrarlo, pero luego darle todos los cuidados posibles, no desatenderlo. La web es similar: no puedes crearla y luego olvidarte de ella. Porque si no se actualiza a menudo, todo ese trabajo que hasta entonces has venido llevando a cabo, no servirá para nada.

[/nextpage]

[nextpage]

paciencia

PACIENCIA

Y si ‘constancia’ es el primer apellido, el segundo no es otro que ‘paciencia’. Es como quien planta un árbol: hasta que los las naranjas, las manzanas o las peras ven la luz, pasa un tiempo, Por eso, debes tener muy claro que los frutos nunca llegan al instante, ‘ipso facto’. Y si al principio el árbol no cuaja, el invento no funciona, no hay por qué desesperar. Es necesario que pase un tiempo (hay quien estima que como mínimo debe ser de seis meses) para comprobar si todo el trabajo llevado a cabo funciona o no.

[/nextpage]