General Tu Dinero

Alta remuneración en el mercado de las inversiones sin riesgo

 

En la actualidad, el mercado bancario de productos de bajo riesgo (cuentas corrientes con remuneración, depósitos, etc.) se caracteriza por ofrecer unos tipos de interés bajos, cuya rentabilidad casi nunca supera el 2%.

Como ocurre en todas las inversiones, cuanto mayor sea el riesgo al que sometemos nuestro capital, mayores serán los intereses que recibiremos por nuestra inversión. Claro está que también existe la posibilidad no solo de no recibir los intereses pactados, sino también de perder el capital invertido en caso de que nuestra inversión vaya mal. Este escenario es al que se enfrentan los usuarios que deciden invertir en productos de renta variable como acciones, bonos, etc.

Para los inversores adversos al riesgo, los productos como los depósitos suelen ser la opción de inversión ideal, ya que aunque la rentabilidad ofrecida sea menos atractiva tienen la certeza de recibir, al final del periodo de contratación, unos intereses garantizados y la recuperación del capital depositado.

ahorro

Qué debes saber antes de invertir
1. Infórmate sobre el producto
Antes de realizar cualquier tipo de inversión, es fundamental que nos informemos sobre el producto en el que queremos depositar nuestros ahorros.

Conocer características como su rentabilidad, flexibilidad en el plazo de vencimiento y su seguridad hará que valoremos con un mayor grado de conocimiento si la inversión es acorde o no con nuestros objetivos.

2. Conoce tu perfil de inversor
Es muy importante conocer nuestro perfil de inversor antes de tomar nuestra decisión a cerca de destinar nuestros ahorros a un determinado producto de inversión. Saber cómo toleramos el riesgo de las inversiones y el nivel de seguridad que necesitamos para estar cómodos con nuestra decisión será lo que definirá nuestra elección.

Si eres un inversor conservador o moderado, te interesará saber que existen productos de inversión tradicionales como los depósitos, que incluyen novedades (como elegir la fecha exacta de vencimiento) y combinan un nivel de seguridad máximo (protegidos hasta 100.000€ por el FGD) con una rentabilidad atractiva.

Entre toda la oferta de depósitos disponible en el mercado, podríamos decantarnos por elegir aquel que, estando respaldado por el FGD de cualquier país de la Unión Europea, ofrezca un tipo de interés más atractivo.

Depósito Facto, alta remuneración de manos de Banca Farmafactoring
El Depósito Facto para particulares es uno de los pioneros del mercado en ofrecer al cliente una de las rentabilidades más altas. Y aunque su contratación está disponible desde el pasado mes de agosto, su buena acogida por parte de los ahorradores españoles ha hecho que desde el 16 de noviembre ampliara su rentabilidad de un 2% TAE a un 2.5% TAE actual.

Una de sus principales ventajas es que aúna a la perfección los principales beneficios de un depósito tradicional (seguridad – protegido por el Fondo Interbancario di Tutela dei Depositi –FITD-, rentabilidad, etc.) y las mejoras de la banca actual (contratación sencilla a través de Internet y flexibilidad en plazo).

Esto quiere decir que contratando la Cuenta Facto, puedes elegir el día exacto de vencimiento de tu depósito e incluso constituir el número de imposiciones que prefieras en función de tus objetivos (con un mínimo de 10.000€ y hasta un máximo de 3.000.000€). Su proceso de contratación es 100% online y se completa en unos minutos.

fecha

 

Lo más novedoso en el proceso de contratación de la Cuenta Facto y de su depósito es la firma online del contrato, que se realiza mediante un tercero de confianza encargado de certificar la transacción notarialmente en un proceso totalmente seguro.

En el caso de los clientes más tradicionales, que prefieren firmar los contratos a mano, la Cuenta Facto también proporciona esa opción, ya estos usuarios podrán imprimir el contrato, firmarlo y enviarlo por correo o solicitar el servicio de mensajería gratuito que ofrece Cuenta Facto para recoger el contrato.