General

Aumenta un 50% el gasto en reformas de viviendas.

Dada la baja del mercado inmobiliario en los últimos años, la reforma en la vivienda se ha vuelto cada vez más habitual y necesaria para los españoles. De hecho, según el Observatorio de Consumo de España en 2015, uno de cada cinco hogares ha realizado algún tipo de reforma en nuestro país, más por necesidad que por placer, recurriendo a un gasto medio de 4.464 euros anual. En el año 2012 el gasto medio se situaba a 2950 euros, lo cual significa que en los últimos años se incrementó en más del 50% en costos.

Según datos del mismo Observatorio, publicado en Cetelem, los españoles buscan cada vez más a profesionales recomendados por sus allegados para realizar las modificaciones, requiriendo expertos del sector en Madrid o en la localidad donde se vive, en detrimento de hacerlos por sí mismo o beneficiarse con las aplicaciones digitales, ya que cada vez las renovaciones son más complejas. 

Lo primero que se debe hacer al reformar un hogar es dibujar lo que se desea hacer, ya sea si es algo grande que vaya a afectar a toda la familia o que necesite que se muden a otra localidad, o pequeño para una simple modificación. También hay que pensar en el futuro, muchas veces uno quiere realizar una reforma sin pensar en que las necesidades cambiaran en los años o que quizás las modificaciones aumentaran el valor de la casa superando el valor del vecindario, lo cual hará más engorroso venderla más adelante, afectando con ello la economía de tu bolsillo.

Asimismo, al contratar un experto, ya sea arquitecto o decorador, se debe tener muy claro lo que se desea, y escogerlo con la mayor calificación para lo que se desea, ya que si la visión del diseñador es distinta a la deseada, tendrán perdidas de dinero y tiempo.

Otra opción a tomar en cuenta con respecto a las reformas de los hogares, es modernizar la casa para la conservación de los recursos, ya que al agregar un termostato inteligente, una cerradura inteligente o un sistema de seguridad moderno, estamos consiguiendo un mayor control sobre nuestra casa y obteniendo una verdadera conciencia medioambiental, a un precio bastante moderado.