General

Los negocios online más extravagantes

Internet ha hecho posible muchas cosas, como conseguir compartir información con personas en cualquier rincón del mundo, poder acceder a una cantidad de datos antes inimaginable o contar con un canal propio donde poder hablar de las inquietudes de cada uno. Además de esto ha supuesto toda una revolución en el sector empresarial: quienes no tienen hueco en la Red buscan cómo hacérselo y hay empresas que, de hecho, sólo cuentan con una presencia digital que les aporta, por esa misma razón, una clara ventaja, como ocurre con Harmony un sex shop donde se puede encontrar todo lo que se desee de este sector contando, además, con toda la intimidad posible. Pero no son las únicas tiendas que han encontrado en Internet su mejor plataforma, ni mucho menos. Otras ideas, a cada cual más extraña y extravagante, han podido conectar con el público en la Red porque, precisamente, el hecho de no tener que contar ni mantener una tienda física ha posibilitado que cientos de miles de ideas se lancen a encontrar su nicho ideal, que puede estar en cualquier lugar del planeta. Vamos a hacer un repaso por los más llamativos.

1. Harmony. Ya hemos hecho referencia a este sex shop y, aunque no se puede considerar como un negocio muy extravagante sí que es cierto que mucha gente que tiene ganas de probar cosas nuevas y vivir nuevas experiencias se limita al tener que pasar por una tienda física para ello. Aquí todos los tabúes quedan fuera. Además, cuentan con un equipo de profesionales que pueden asesorar y hacer que la sexualidad se viva de una forma más natural, libre y sin complejos.

2. Santa Mail. Esta idea surge en la mente de un chico que estaba enamorado de la Navidad y que veía como, poco a poco, la magia se iba perdiendo y los niños dejaban de serlo antes de lo que tocaba. Un día se le ocurrió hacerse pasar por Santa Claus, tal cual y, de hecho, hasta consiguió una dirección postal en el mismísimo Polo Norte. Los padres le pagan 10 dólares por cada carta que les escribe a sus hijos. De momento la idea funciona pues ya ha conseguido mandar más de 300.000 misivas.

3. La página del millón de dólares. Seguro que has oído hablar de que costearse los estudios en Estados Unidos puede ser una tarea bastante complicada sino se cuenta con una familia adinerada o se consigue una beca. Pues bien, un estudiante, dispuesto a seguir con su formación, decidió crear una página con un millón de píxeles y vender cada uno (donde cualquiera se podía anunciar) por un dólar y cumplió su objetivo.

4. Doggles. Lo que decíamos al principio, en Internet tiene cabida todo (o casi) El dueño de un perro que siempre sacaba la cabeza por la ventana del coche pensó que sería una buena idea contar con gafas para estas mascotas y se lanzó al mercado. Se podría pensar que la idea no tendría éxito, pero nada más lejos de la realidad.

5. Excusas a demanda. Desde Excused Absence Network facilitan a trabajadores y estudiantes las excusas oportunas para no tener que ir al trabajo o a la escuela, que van desde citaciones judiciales a diagnósticos médicos. Todo falso, por supuesto.