reunión

Cómo sobrevivir a una reunión de trabajo
El lunes, a las 10 de la mañana, reunión en la oficina. ¡Horror! ¡Otra más! ¡Sálvese quien pueda! Estos y otros comentarios se han convertido algo así como el pan nuestro de cada día en muchas empresas. Los motivos son de los más variados: aburrimiento, siempre lo mismo, no aportan nada, el interlocutor duerme hasta a las ovejas… Por no hablar de las disputas que pueden llegar a originarse cuando…