Smart

Coches pequeños convertidos en grandes clásicos
Dicen que los perfumes (y el veneno) se venden en frascos pequeños. Y los coches, también. Porque desde que la industria automovilística vio la luz, no han parado de aparecer coches ‘minis’. Un tamaño que permitió el acceso a ellos a muchas personas, que se echaran a la carretera, y disfrutaran del poder de moverse a su antojo. Nunca han dejado indiferente a nadie e, incluso, hoy son objeto de…