vida

Así se engaña al seguro
Pónganse en el pellejo de una compañía de seguros. Un día, como otro cualquiera, llega uno de sus clientes y le cuenta la siguiente historia: “Estaba tranquilamente en casa, en un momento determinado me asomo a la terraza… y no está la bicicleta. ¡Me la han robado!”. Usted, como empleado de la compañía, mira su ficha y ve que vive… ¡en un tercero! Sospechoso, ¿no? ¿O es que Spiderman se…